Agenda Propia

Adiós a la familia García Culebro, adiós, adiós: perdieron elecciones en la sección VI

En lo que es  una derrota sorpresiva y aun cuando faltan por ser electos 24 delegados, ni ganándolos todos, lograrían revertir el triunfo de la planilla verde de oposición

Por el Pordiosero

 

En la que se convirtió en la derrota más espectacular en las elecciones de delegados para el congreso de reforma estatutaria en el Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), Francisco José García Culebro y sus hijos perdieron, de manera contundente, en la sección VI Estancias de Bienestar Infantil (EBDI’s).


Esa derrota tiene varias implicaciones, incluida que entierra de manera definitiva la posibilidad que el presidente sindical saliente, Luis Miguel Victoria Ranfla, tenga posibilidades de impulsar la candidatura de Norma Liliana Rodríguez Argüelles como candidata oficial a sucederlo.

En contraste con lo anterior, la precandidatura del vicepresidente, Hilario Ramírez Chávez se consolidó de tal manera que llegará al Segundo Congreso Nacional Extraordinario con la imagen de vencedor indiscutible en estas elecciones.

Con el triunfo de la planilla verde encabezada por José Manuel Sebreros, Mónica Alonso de la Rosa y Miriam Ruiz en la sección VI EBDI’s, no sólo pone en la práctica fin a un cacicazgo sindical que se extendió por más de treinta años, y colocó, adicionalmente, al patriarca y a su hijo Erick Arturo García Salamanca Varela, así como a Carlos Fermín García Culebro, Edmundo Ulises Cortés Sagredo y a José Luis Leal en la mira de denuncias penales por manejo fraudulento del multimillonario fondo de la comisión nacional de auxilios desde 2009.


El primer día de las elecciones en el área de Acción Social y Deportiva (Mantenimiento) de la Delegación Regional Zona Sur de la Ciudad de México del ISSSTE, los hijos de García Culebro, Francisco Enrique  y Erick Arturo, apenas obtuvieron 11 votos cada uno -de una nómina de 42 trabajadores-, mientras Israel Cruz de la planilla verde alcanzó 14.

Para romper el desempate entre los hermanos y definir quién sería delegado al congreso extraordinario -el otro electo era ya de la planilla de oposición-, se optó por votar a mano alzada, la que fue ganada por el secretario general seccional saliente.

Junto con Erick Arturo García Salamanca Varela -presidente de la comisión nacional de auxilios del SNTISSSTE-, en ese centro laboral, también perdieron Pamela Dominique Aguilar Figueroa y Cristian Salvador Díaz Martínez -ella ligada sentimentalmente a la familia y él hijo de Salvador Díaz Castro, ex secretario general seccional-. Ambos ocupan posiciones en la dirigencia de la sección.

Incluso, el patriarca García Culebro tuvo que recurrir a mañas para no perder en su centro de trabajo en la Subdirección de Capacitación y Servicios Educativos: además de incluir como trabajadores activos a dos jubilados y a otros dos de otras áreas, invitó a desayunar a los 13 que están en nómina. Una manera disfrazada de compra de votos.

Desde el primer día de las elecciones, ante los triunfo de la planilla de oposición, no se les entregaron las constancias de presuntos delegados electos. El patriarca García Culebro los convocó a la sede de la sección, en un claro intento cooptarlos -dinero le sobra-. Sólo 2 acudieron, mientras el resto solicitaron la intervención del comité electoral integrado por Victoria Ranfla, el vicepresidente Ramírez Chávez -el precandidato mejor posicionado-, Alberto Noe Berumen, Luz Ericka Pérez Tovar y Mario Armando Ordaz Santos, por violaciones a la convocatoria al proceso electoral.

El histórico triunfo de la planilla de oposición en una de las secciones más numerosas del SNTISSSTE, se consumó el miércoles 9 de enero, al ganar 30 delegados en las EBDI’s 11, 15, 16, 25, 50, 83, 95 -uno de los que estaban en juego-97, 101, 107, 136, 151, 154, áreas de mantenimiento de los hospitales “Dr. Fernando Quiroz” y “Dr. Gonzalo Castañeda”, entre otras. Obtuvieron 30 delegados, contra 12 de Garcia Culebro, sus hijos y sus aliados.

En el segundo día de las elecciones, la planilla verde opositora sumó 67 votos, mientras la dorada del patriarca García Culebro y sus hijos alcanzó sólo 21.

En el último día de elecciones el jueves 10 de enero, se elegirán 24 delegados al congreso seccional extraordinario. Ni ganando todo, García Culebro y sus hijos lograrían revertir la derrota en la sección.

Conforme al estatuto actual, la planilla que gana la mayoría de delegados del congreso -así sea por un voto-, obtiene la representación de la sección sindical.

Este lunes 14 de febrero, durante el congreso seccional extraordinario, se elegirán los 17 delegados que participarán en el congreso de reforma estatutaria. Todos serán de la planilla verde.

Si bien el congreso extraordinario únicamente reformará el estatuto sindical -se introducirá, entre otros, el voto personal, libre, secreto y directo en la elección de los dirigentes para los próximos cuatro años-, la derrota de los García Culebro no sólo no podrán negociar conservar la comisión nacional de auxilios -el patriarca es su tesorero-.

Sólo pudieran aspirar a incorporarse en posiciones secundarias en la eventual planilla de la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles, en caso que el presidente sindical saliente, Victoria Ranfla optara por no impulsar una candidatura de unidad.

El riesgo es que en una elección con más de una planilla, la exigencia de auditar el manejo del multimillonario fondo de la comisión de auxilios -hasta el 26 de enero ascendía a 959 millones 946 mil 856 millones de pesos- y de presentar denuncias penales ante sospechas de corrupción cometidas a lo largo de 13 años de gestión de la familia García Culebro, generaría irritación entre los Trabajadores.

Y es que durante ese largo periodo, sólo en una ocasión se ha rendido informes de los ingresos de los intereses que generan las inversiones en que se encuentra el fondo.

Más grave aún, entre noviembre del año pasado y enero del actual, el fondo disminuyó en 15 millones de pesos, pese a que los ingresos superaron los ingresos en caso 2 millones de pesos.

Adicionalmente, la familia García Culebro tiene una lista que supera las 100 personas comisionados sindicalmente, entre las que se encuentran esposas, hijos, novias, compadres, amigos y recomendados que en realidad son simples aviadores.

Entre los excesos de esa familia, tres de los cuatro hijos del Francisco García Culebro ocupan carteras en la dirigencia sindical: Francisco Enrique es secretario general, Erick Arturo secretario general adjunto -además de presidir la comisión nacional de auxilios, Ana Paola Pastrana Varela -hijastra- es secretaria de finanzas, y el patriarca es presidente del consejo de vigilancia.

Esos excesos generaron la irritación de los trabajadores que, con su voto decidieron acabar con un cacicazgo que creyó de su propiedad no sólo la sección sindical, sino también el multimillonario fondo de la comisión de auxilio, y colocó al patriarca García Culebro y su hijo Erick Arturo, frente a, riesgo de pisar la cárcel, así como a Carlos Fermín García Culebro, Edmundo Ulises Cortés Sagredo y José Luis Leal por manejo fraudulento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button