Agenda Propia

En diciembre, congreso de reforma estatutaria en el SNTISSSTE; elección, en abril

Luis Miguel Victoria Ranfla, con su declaración de no buscar la reelección ni beneficiará la eventual candidatura de la doctora Rodríguez Argüelles, parece reconocer que el vicepresidente Ramírez Chávez tiene una ventaja definitiva, quien pese a todo no puede confiarse: en los siguientes meses mil chat agua pasara bajo los puentes

Por el Pordiosero

En dos semanas, de cumplirse la expectativa que más de la mitad de los estados del país se encuentren en semáforo epidemiológico en verde, el Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, publicará la convocatoria a congreso extraordinario para reformar su estatuto e introducir el voto personal, libre, secreto y directo para elegir a sus próximos dirigentes, de acuerdo con su actual presidente, Luis Miguel Victoria Ranfla.


Por lo pronto, la atención se centra en la sesión del pleno de magistrados del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCyA), de este martes 5 de octubre, que debe discutir y aprobar la consulta del SNTISSSTE, en el sentido que si puede emitir la convocatoria a congreso de reforma estatutaria.

Es altamente probable que a se le autorice iniciar el proceso que debe culminar, seguramente entre marzo y abril, con la elección de sus dirigentes para los próximos cuatro años, debido a que 22 estados -incluida Ciudad de México- se encuentran ya en semáforo epidemiológico amarillo- y 9 en verde.

El pasado 22 de septiembre, el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), eligió a sus dirigentes, y la noche de ese mismo día en un congreso extraordinario -integrado por 120 delegados- tomó protesta a Aarón Ortega Villa, y a Hugo Alfredo Alonso Ortiz y César Piña Rodríguez como presidente y vicepresidentes.


En caso que el TFCyA considere que existen condiciones sanitarias favorables, el SNTISSSTE convocaría a su comité ejecutivo nacional a un pleno extraordinario posiblemente la próxima semanas para discutir y aprobar la convocatoria al congreso.

Ese congreso de reforma estatutaria se realizaría, muy probablemente, en la primera quincena de diciembre. La convocatoria debe ser publicada por lo menos con un mes de anticipación; los preparativos para la elección de delegados en las 48 secciones sindicales, requiere de alrededor de otros 30 días.

En la celebración del “Día del Trabajador del ISSSTE”, Victoria Ranfla dejó ver con claridad las fechas que contempla para el inicio del proceso electoral sindical: estamos seguros, dijo, que en el próximo semáforo epidemiológico a nivel nacional tendremos más de la mitad en verde, lo que, entre otras cosas, cito textual, “nos va a permitir celebrar los procesos electorales que tenemos pendientes”.

Ahora bien, ¿cuándo el SNTISSSTE convocará a la elección de dirigentes sindicales? 

La expectativa es que pudiera ser a principios de febrero, una vez, de acuerdo con el propio Victoria Ranfla, que la reforma del estatuto sea, de nuevo cito textual “aprobada por el tribunal”.

El presidente del SNTISSSTE maneja los tiempos a su conveniencia, debido a que no es necesario que el TFCyA valide previamente lar reforma al estatuto para publicar la convocatoria a elecciones. Es suficiente con que la apruebe el congreso para que tenga validez, lo demás es sólo un formulismo.

Incluso, induce al error al plantear que la elección de los dirigentes sindicales será en un congreso nacional ordinario. El congreso sólo podrá tomarles la protesta estatutaria a quienes resulten ganadores, que previamente habrán sido electos.

La fracción IX  inciso f) punto 5 segundo párrafo del artículo 371 de la Ley Federal del Trabajo de aplicación supletoria -al no contemplarlo la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado- es muy clara al respecto: la elección de dirigentes sindicales y de delegados al congreso, se hará de manera independiente.

Es un secreto a voces que Victoria Ranfla se fijó como meta permanecer un año adicional -su gestión concluyó formalmente el pasado 4 de mayo- en la dirigencia sindical. Así se entiende que desde hace semanas las comisiones sindicales fueron autorizadas hasta el 31 de diciembre.

Después que por segunda ocasión Victoria Ranfla garantizó que no buscará una segunda reelección y que no beneficiará la eventual candidatura de la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles, parece haber rendido la plaza frente al fortalecimiento de la precandidatura del vicepresidente, el abogado Hilario Ramírez Chávez.

Sin embargo, no debe engañarse: Victoria Ranfla hará todo lo que esté a su alcance para que su candidata o candidato, sea quien lo sustituya. La fotografía que acompaña este texto es más que explícita: colocó en un mejor sitio en el presidium a la doctora Rodríguez Argüelles que a Ramírez Chávez, pese a que ella es secretaria de finanzas y él vicepresidente.

La precandidatura de la doctora Rodríguez Argüelles no ha permeado entre los trabajadores, quizá porque se le percibe muy dependiente del presidente sindical. Influye también el hecho que ambos provienen de la sección IV “Clínicas de especialidades”, la cual desde hace más de 30 años maneja a su antojo Victoria Ranfla.

La opción para enfrentar al abogado Ramírez Chávez pareciera ser Raúl Arellano, el acaudalado oficial mayor sindical, con debilidades que le augurarían un rotundo fracaso: un enriquecimiento inexplicable en los últimos ocho años -aparece en una fotografía con Victoria Ranfla y Sergio “El pollo” Moreno, en la que el proveedor favorito de uniformes y ropa de trabajo exhibe billetes de 500 pesos- y la soberbia con la que presume relaciones con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Seguramente el presidente del SNTISSSTE opte, al final, por una planilla de unidad. Una opción que evitaría el riesgo de judialización de la elección y el fantasma de la división.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button