Agenda Propia

Joel Ayala sin control en el SUTGCDMX pese a su Directorio Sindical

La demanda para evitar la reelección de Jacinto Gaona evidenció el poco poder que tiene el Directorio dentro del sindicato

Por El Pordiosero

Un mitin frente a las instalaciones del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, organizado por Juan Ayala, puso de manifiesto la pugna entre las secciones aglutinadas en el Directorio Sindical, a través del cual Joel Ayala Almeida maneja las cuotas de los trabajadores sindicalizados del Gobierno de la CDMX, pero sin control real ni siquiera entre los dirigente, y menos entre los trabajadores.


La demanda de no permitir la reelección de Jacinto Gaona Delgado en la secretaría general de la sección 2 “Operación hidráulica” del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), mostró que el dirigente de la FSTSE no ejerce control de los 28 secretarios generales seccionales que dicen apoyar al Directorio Sindical que él preside.

En marzo del año pasado, Gaona concluyó su gestión al frente de la estratégica sección —la más numerosa de las que supuestamente Ayala Almeida maneja—, además de encabezar otras siete, por lo que la exigencia de impedir su reelección en el mitin del miércoles 7 de abril,es prueba palpable de la nula influencia del dirigente de la central burocrática para impedir los ataques entre sus supuestos aliados.

Ese movimiento, orquestado por el ex presidente del SUTGCDMX, Juan Ayala Rivero, mostró que el Directorio Sindical —una entelequia legalizada mediante artimañas por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje—, sólo controla las multimillonarias cuotas de los trabajadores.


La influencia entre los trabajadores, para desgracia de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, lo detenta Hugo Alonso Ortiz, el legítimo triunfador de las elecciones por la dirigencia sindical de enero de 2020.

A Sheinbaum debe haberle quedado claro, a estas alturas, que el dirigente de la FSTSE no es garantía de control sindical, más interesado en el manejo de los dineros que en buscar soluciones que permitan el surgimiento de un nuevo liderazgo entre los trabajadores, con capacidad para contrarrestar la fortaleza de Alonso Ortiz.

El error de Ayala Almeida fue creer que aliarse con personajes del pasado como Ricardo Anguiano, Rogelio Reyes Carmona, Maximiliano García y Julio Miranda le permitiría el control de las secciones sindicales, cuando ninguno tiene influencia  entre los trabajadores. No ganarían una elección.

Un error del dirigente de la FSTSE es que no ha intentado tender puentes de acercamiento con el secretario general de la sección 1 “Limpia y transportes”, el único con capacidad de movilización. Lo demostró cuando organizó un mitin para presionar la apertura de la Caja de Previsión de los Trabajadores a Lista de Raya (CAPTRALIR), en la que tuvieron que montarse varios dirigentes de las secciones que están en su contra.

El conflicto en el SUTGCDMX se debe a la negativa del gobierno de la ciudad de reconocer el triunfo de Alonso Ortiz. Utilizaron 14 secciones que Ayala Rivero maneja a través de su ex secretario de finanzas, César Piña, a las que alinearon junto con las 9 que encabeza Gaona, para justificar un Directorio Sindical no contemplado por los estatutos para el comité ejecutivo general, pero que el TFCyA legalizó mediante interpretaciones retorcidas de la ley.

A Alonso Ortiz se le reprocha la cercanía que mantuvo con Miguel Ángel Vásquez, ex subsecretario de capital humano en el gobierno de Miguel Ángel Mancera, así como su participación en la campaña de Alejandra Barrales. Olvidan que Ayala Rivero y Piña fueron candidatos del PRD a diputados locales en 2015 y 2018.

En el mitin organizado por el ex presidente del SUTGCDMX, tuvo un rol importante la oposición a Gaona en la sección 2, lo cual junto con la exigencia de la renuncia de Sergio Antonio López Montecino al frente del Sistema de Aguas de la Ciudad, es síntoma que Ayala Rivero y las secciones que encabeza Piña, optaron por el camino de la confrontación, no sólo en el Directorio Sindical de la FSTSE, sino incluso contra el Gobierno de la Ciudad de México.

Gaona traicionó al grupo de Alonso, el cual le entregó la Secretaría de Finanzas durante la presidencia interina de Héctor Castelán. Después que Ayala Rivero alentó torpedear su reelección, ¿se mantendrá junto a las secciones que encabeza Piña en el Directorio Sindical.

Perlas sueltas

Luis Antonio Ramírez Pineda, dejará la Dirección General del ISSSTE después de la elecciones federales de junio, en una decisión que ya habría sido tomada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. El nombre del director normativo de Salud, Ramiro López Elizalde, es mencionado como el más viable sucesor, por la afinidad que mantiene con el proyecto de la 4T y, a quien al inicio del actual gobierno se incluyó en la terna para ocupar esa posición. Ramírez Pineda buscará ser candidato al gobierno de su natal Oaxaca.

En el último pleno ordinario de la dirigencia nacional del SNTISSSTE, el pasado 29 de marzo, la doctora Marisol Galindo destapó —sin mencionar su nombre—, a la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles, como precandidata al liderazgo. “Son tiempos de mujeres” dijo, lo que fue interpretado como una abierta referencia a la Secretaria de Finanzas, con quien coincidió cuando ambas fueron secretarias generales seccionarles. El otro precandidato es el vicepresidente, Hilario Ramírez Chávez, una vez que el estatuto sea reformado y se introduzca el voto personal, libre, secreto y directo de los trabajadores, para elegir a quien los habrá de representar los próximos cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button