Datos duros

Hasta 30 de julio regresarán burócratas a oficinas

Se mantendrá el home office: Secretaría de la Función Pública 

El gobierno federal ampliará tres meses las medidas sanitarias en materia laboral y pospondrá el regreso a oficinas de los trabajadores al servicio del Estado hasta el 30 de julio, sin alterar el debido cumplimiento de las funciones institucionales y mantener el trabajo a distancia. El diálogo tuvo efectos, afirmó el presidente de la FSTSE, Joel Ayala Almeida.

En un anteproyecto de decreto de la Secretaría de la Función Pública dado a conocer por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER), se establece que las medidas estarán vigentes a partir de este lunes 3 de mayo, con el propósito de reducir el riesgo de contagio y dispersión del coronavirus SARS-CoV-2.


Para ello autorizará a la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a los jefes de las Unidades de Administración y Finanzas o equivalentes de las dependencias públicas del gobierno federal, a mantener el trabajo a distancia, días de trabajo presencial alterno, horarios escalonados, uso de tecnologías de la información y comunicación, así como disponibilidad dentro del horario laboral de servicios preventivos de salud, medidas de huelga higiene, filtros de supervisión y los insumos respectivos necesarios.

Las disposiciones se aplicarán en las dependencias del gobierno federal, excepto en las secretarías de Salud, Defensa Nacional, Marina, Seguridad y Protección Ciudadana, la Guardia Nacional, las Instancias de Seguridad Nacional, el personal, del Servicio Exterior Mexicano, IMSS, ISSSTE, los Institutos Nacionales de Salud y Alta Especialidad e instituciones de salud y protección civil, las que se consideren esenciales y las que determine el Presidente de la República y el Consejo de Salubridad General.

En cuanto al trabajo a distancia, el proyecto de “Acuerdo por el que se determinan los criterios para la administración de los recursos humanos en las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal con el objeto de reducir el riesgo de contagio y dispersión del coronavirus SARS-CoV-2”, establece que deberá incluir, “con especial énfasis”, a los servidores públicos con discapacidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y personas con enfermedades crónicas consideradas de riesgo por las autoridades de salud, tales como obesidad mórbida, diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermad pulmón obstructiva crónica, asma, enfermedad renal crónica, enfermedades cerebrovasculares, infección por VHS, Estados patológicos que requieran inmunosupresión y cáncer en tratamiento.


El acuerdo deberá ser publicado en el Diario Oficial de la Federación. Contempla además que los servidores públicos deberán observar, “en todo momento”, el horario de su jornada laboral y atender las instrucciones de sus superiores jerárquicos.

Las vacaciones a las que tienen derecho los trabajadores, podrán ser autorizadas a criterio del superior jerárquico y de acuerdo con las necesidades del servicio.

El presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio aFórmula, dijo que en la defensa de los intereses de los trabajadores no tienen una posición vacilante, y se mostró satisfecho con la ampliación de las medidas.

Apenas un día antes, el dirigente de la burocracia Nacional había condicionado el regreso a oficinas de un millón 200 mil trabajadores del sector público, s que fueran vacunados contra el coronavirus.

El regreso a las oficinas de las dependencias del gobierno federal estaba previsto para el próximo lunes 3 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button