Opinión

Agenda Sindical

Morena no se puede llevar todo… II/II

Carlos Carral Hernández

¿De qué estamos hablando?. En la entrega pasada mencionamos un poco de lo que está ocurriendo en el Estado de México y de lo que podría ocurrir en el contexto de la renovación del titular del ejecutivo local, es posible que desde la presidencia de la república ya se haya pactado que el PRI mantenga la gubernatura de este estado.

 


Morena no es el gran retador, sino la fuerza a vencer, esto a pesar de que no gobiernan la que tal vez es la entidad federativa más importante del país, pero eso no quiere decir que no puedan haber inconvenientes y que aun siendo la fuerza electoral más prometedora, al final del día algo ocurra y el PRI se alce nuevamente con la victoria en la contienda, definitivamente los intereses del presidente son muy distintos a los de su partido en el Estado de México.

 

Hablamos también de 5 posibles candidatos, alguien insistió en incluir a Alejandro Encinas Rodríguez en los posibles tiradores, así los aspirantes serían Higinio Martínez, Delfina Gómez, Pedro Zenteno, Juan Hugo de la Rosa, Alejandro Encinas y Fernando Vilchis, pero como lo señalamos también, sólo el primero y el tercero de los mencionados tienen alguna posibilidad, los otros ninguna en la realidad.


 

En el caso de Delfina Gómez el tema del diezmo sobre el salario de los trabajadores cuando fue presidenta municipal en Texcoco, se antoja a fuego amigo, a mi parecer ese tema la desahuciada electoralmente hablando; Juan Hugo de la Rosa se ha dedicado a crear una estructura en torno a su asociación política nacional, pero nada más lejos de ser esto una posibilidad real, no es muy cercano al ánimo presidencia y los números no le dan; Alejandro Encinas es alguien sin arraigo en el Estado de México, por más que asegure vivir en la entidad, es alguien que se le relaciona con la Ciudad de México y de Fernando Vilchis su intención está totalmente fuera de lugar, no tiene estructura, tiene muchos problemas en su municipio y definitivamente no está en el ánimo presidencial.

 

Por exclusión nos quedan solo 2 posibles aspirantes: el actual Director del ISSSTE Pedro Zenteno Santaella, alguien muy cercano a López Obrador, pero que tiene un problema: el sí es del equipo del presidente, así es que a él le aplica la de “los de casa se pueden esperar”, “pueden ser compensados de alguna otra forma” y tampoco tiene una estructura sólida para que le entreguen la candidatura por Morena a la gubernatura; aunque con mayor posibilidad que los mencionados en el párrafo anterior, la verdad es que es nubloso el panorama para él.

 

Sin preferencia alguna y diciéndolo de manera incluso cruda, el actual senador Higinio Martínez es quien controla Morena en el Estado de México, mantiene el control del Congreso Local a través de Maurilio Hernández, controla varios municipios al deberle los presidentes municipales su reelección y es obvio que cuenta con los recursos necesarios para enfrentar la contienda.

 

No nos vayamos tampoco con el canto de las sirenas, Martínez Miranda no la tiene nada fácil, para él es la última oportunidad real que tiene de ser gobernador, ya no hay otra elección con condiciones a su favor, la edad ya no se lo permitirá; por otro lado, de la tercia que se manejaba hace un par de años para contender bajo las siglas de Morena: Delfina Gómez, Horacio Duarte e Higinio Martínez, era evidente que el senador era la última opción en el ánimo de presidente, con Delfina Gómez fuera de contienda, un Horacio Duarte amenazado desde Argentina, tampoco quiere decir que todo el amor de AMLO se centre ahora sobre el senador.

 

Por muchas razones Higinio Martínez debe ser el candidato a gobernador; es quien tiene una competitividad real en relación a los demás aspirantes de su partido, ha trabajado por años para crear una estructura con este fin, es su última oportunidad para contender de manera real, lo malo, es que lo pueden mandar al matadero.

 

Las señales de amor entre el gobierno de Alfredo del Mazo y el gobierno federal son claras, así es que en un contexto donde López Obrador no le puede negar la candidatura al senador de la república y donde debe de permitir que el PRI siga gobernando la entidad, se puede generar una inercia donde le cumpla a los 2, avalando a Martínez Miranda como el candidato de Morena en el Estado de México, pero haciendo todo para que el candidato o candidata de Alfredo del Mazo sea el ganador, así le estaría cumpliendo a ambos, pero quien en realidad perdería la elección sería Higinio Martínez.

 

ADENDUM

 

  1. Mujeres, hermanas, perdónenme por no haberlas felicitado el Día de la Mujer, por no adornarme como el más empático con ustedes en redes sociales, creo que no es un día de celebración, es un día en el que se conmemora una fecha en la que ocurrieron hechos deleznables. Mi verdadero reconocimiento a ustedes, es mi respecto a su persona, preferencias y todo lo que son, pero ese respeto lo debo mostrar con mis hechos, no con mis publicaciones.

 

  1. Lo mismo morenos, panistas que priístas. Por un lado un gobierno federal plagado de acusaciones, todas sobre temas de corrupción y casos como el de Querétaro que rayan en lo surreal, en todos los casos incapacidad, opacidad y proteccionismo desde el gobierno.

 

www.facebook.com/carralcarlos

www.twitter.com/carral_

[email protected]

 

*Abogado Postulante y Director de la Escuela para la Formación Política y Sindical A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button