Opinión

Equidad para la igualdad

El sexo con que hayamos nacido nunca va a determinar los derechos, oportunidades y responsabilidades que podamos tener a lo largo de nuestra vida

María Ortiz

 

Construir una sociedad con igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres ha tomado años de esfuerzo y acciones, para que se promueva no solo por instituciones públicas, sino también por las personas y comunidades.


 

¿IGUALDAD Y EQUIDAD DE GENERO SON LO MISMO?

La creación de condiciones que ayuden a la igualdad de oportunidades de las personas que desde tiempos remotos han sufrido discriminación, las mujeres, discapacitados física e intelectualmente, grupos étnicos, homosexuales o pertenecientes a una tribu urbana, para que se integren a la sociedad con respeto, igualdad y autonomía  a esto le llamamos equidad. No todos contamos con las mismas condiciones, posibilidades o capacidades para el desarrollo de nuestro bienestar o la garantía de nuestros derechos.


 

Igualdad es lo que toda persona tiene por derecho natural, derechos, responsabilidades y libertades, sin distinción de raza social, sexo, idioma, nacionalidad, ideas políticas o posición económica, así lo establece  la ONU desde 1948. La igualdad no significa que las mujeres y los hombres sean lo mismo, sino que, tengan en cuenta los intereses, las necesidades, roles y prioridades de cada uno.

 

Igualdad es darles a todas las personas lo mismo y equidad es otorgar lo que necesita cada persona de acuerdo al contexto donde se encuentre, hay quienes piensan que se debe de hablar de igualdad de género porque el derecho humano que tenemos las personas es el de la igualdad, no el de equidad. El  CEDAW subraya a las autoridades, que parte de su obligación legal es garantizar la igualdad entre hombres y mujeres y no crear planes y políticas de equidad de género, ya que esto solo enfatiza más los problemas de discriminación, porque la equidad no exige eliminar las desigualdades y las discriminaciones contra los grupos de personas que lo sufren.

 

Todos estamos de acuerdo que no está bien que solo las mujeres realicen las labores del hogar no remuneradas, ahora bien si lo vemos como un problema de equidad, bastaría con pagarles un salario para solucionarlo.

 

El punto es que en  esta acción que sería “equitativa” no se toma en cuenta que el hecho de que las mujeres sean las encargadas de hacer  toda la labor doméstica ejerce discriminación, no solo porque no se les retribuye económicamente, si no, porque al hacerlo, tienen menos tiempo libre para hacer otras actividades y por más salario que se recibiera, ellas no tiene posibilidades de ascenso o prestaciones que tienen otros trabajos; y bien si hablamos de igualdad, sabemos que lo que hay que hacer es que hombres y mujeres se repartan el trabajo del hogar, de tal forma que ninguno de los dos tenga más carga que el  otro.

 

Que hombres y mujeres, sin importar su raza, religión, preferencia sexual o forma de vestir, tengan las mismas oportunidades al momento de ser seleccionados para un puesto o ascenso de trabajo, que el salario sea el mismo al desempeñar las mismas funciones, que las posibilidades sean iguales para acceder a un crédito de vivienda, que los padres de familia gocen de licencia laboral al nacer sus hijos y que el beneficio de guardería sea también para ellos y no solo para las madres.

 

Que haya las mismas condiciones y oportunidades para que niños y jóvenes con discapacidad ya sea motora, visual, auditiva, intelectual o económica reciban educación, estas situaciones serían equitativas y viviríamos en igualdad de condiciones.

 

La sociedad va transmitiendo en su cultura, sentimientos, ideas y conocimientos, así que, el cambio por las condiciones justas e igualitarias es responsabilidad de la familia, el sistema educativo, el gobierno y medios de comunicación, tomará años y esfuerzo pero debemos comenzar ahora, enseñar a las futuras generaciones a que mujeres y hombres tenemos virtudes diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button