Perlas sueltas

Escasean reactivos en laboratorio del ISSSTE, y Luis Miguel por reelección 

La aceptación de Ramírez Pineda de aspirar al gobierno de Oaxaca, es un reconocimiento que deja el ISSSTE: su sucesor surgirá de entre López Elizalde, Flores Carrales y Zenteno. Y Luis Miguel Victoria busca beneficiarse de la reforma estatutaria para lanzar su candidatura para mantenerse en liderazgo sindical.

• La declaración de Luis Antonio Ramírez Pineda que aspira a la candidatura a la gubernatura de Oaxaca, confirmó que su renuncia a la dirección general del ISSSTE es cuestión de tiempo.

• La versión que quien lo sustituirá será el neurólogo Ramiro López Elizalde, toma cada vez más fuerza. Salvo que de última hora el presidente Andrés Manuel López Obrador se incline por Clara Luz Flores o Pedro Zenteno.


• La señora Flores Carrales fue una decepción en su intento de ser gobernadora de Nuevo León: inició la campaña en primer lugar de las preferencias tras dejar al PRI para ser candidata de Morena, para quedar en un muy lejano cuarto lugar, al ser exhibida con nexos con el el líder de la secta sexual NXVIVM, Keith Raniere.

• La inclusión de Zenteno entre los posibles finalistas por el ISSSTE tiene sentido: no sólo se le rescata de una labor casi imposible de lograr resultados positivos, como es la importación de medicinas, sino que además lo colocaría como precandidato al gobierno del Estado de México, con elecciones en 2023.

• Zenteno fue director normativo de Administración y Finanzas en el instituto donde, para su mal fario, no dejó una buena imagen. Su eventual designación sería un mensaje claro a Luis Miguel Victoria para que desista de su intención de quedarse al frente del SNTISSSTE.


• El o ella en quien recaiga la designación, encontrará un ISSSTE con una severa crisis agobiado por la austeridad que se ha traducido, entre otros males, que en ninguna de sus clínicas familiares de la Ciudad de Mexico tengan reactivos para laboratorio desde hace varios días. Ni el Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” escapa de la carestía, lo que es excesivo.

• Deberá, además, procesar la elección de dirigentes en el SNTISSSTE, en el que Victoria Ranfla hace desesperados intentos por mantenerse otra gestión de cuatro años, pese a que desde 2013 en que fue electo por vez primera, no ha obtenido ningún logro importante para los trabajadores.

• Para lograr sus propósitos, aprovechará la reforma al estatuto con la introducción del voto personal, libre, secreto y directo de los trabajadores, para conformar una planilla, con la certeza que ganará. No lo intimida la inconformidad que llevó a trabajadores del Hospital “Dr. Darío Fernández” a llevar una manta al SNTISSSTE y entregar un escrito en contra de la prórroga de su gestión.

• Con la finalidad de no ser vetado por el gobierno del presidente López Obrador, utiliza los servicios de Raúl Arellano, quien presume relaciones con personajes de poder incluido Julio Scherer.

• La campaña será financiada en parte con los dineros extraídos ilegalmente de la comisión nacional de auxilios, lo que de confirmarse le garantizaría a la familia de Francisco García Culebro mantener el control del fondo de casi mil millones de pesos.

• También apoyarán en el financiamiento los proveedores de uniformes, a quienes el 1 de julio les dio muestra de lealtad, al engañar a la Subdirección de Personal con las prebases a la licitación pública subidas a medios electrónicos, elaboradas por el grupo de Luis Francisco Molleda y Sergio “El pollo” Moreno, para favorecerlos.

• En los ánimos reeleccionistas de Victoria Ranfla, a la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles le ha tocado el triste papel de servir de comparsa, prestándose a figurar como precandidata al liderazgo, a sabiendas que sería desechada. Lo peligroso de ser cómplice.

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos; son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button