Perlas sueltas

Hilario Ramírez comete errores que irritaron a trabajadores en gestión de Victoria Ranfla 

Algunos de los integrantes de la plantilla verde del candidato a la presidencia del SNTISSSTE, arrastran negativos que le impactarán en contra en las elecciones del 25 de mayo

  • Imelda Gómez Rodríguez, número de empleada 125245 -su plaza es M02031-, ingresó al ISSSTE el 1 de octubre de 1983; cobra como jefa de oncología en el Hospital Regional de Monterrey. Es esposa del arquitecto Ernesto Pacheco, un jubilado que se desempeña como asesor del presidente del sindicato de ese instituto, Luis Miguel Victoria Ranfla, por el que percibe un ingreso mensual de 35 mil pesos.

 

  • La señora Gómez Rodríguez goza, desde hace nueve años -justo las dos gestiones sindicales de Victoria Ranfla– de comisión sindical, en su plaza de base. Es posible que de perder las elecciones del presidente como 25 de mayo la planilla azul, optará por pensionarse.
  • Excesos como ese, irritaron a los trabajadores. Victoria Ranfla no estará después del congreso de junio del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE). Hilario Ramírez Chávez busca convertirse en su sucesor, con el lema de la transparencia y la rendición de cuentas.

 


  • En aras de la transparencia y la rendición de cuentas que en su campaña ofrece, el candidato de la planilla verde pudiera empezar con una explicación de cómo es que desde hace años mantiene comisionada a Sarahí Pares Sibaja -número de empleada 357229-, quien ocupa una plaza de base afilada a la sección 1 “Oficinas centrales”.

 

  • La señora Pares Sibaja goza de ese privilegio por ser esposa de Jesús Hernández Peña, diputado local del PRI en Michoacán, íntimo de Ramírez Chávez, quien no permitió que un solo día ella acudiera a su lugar de adscripción a ganarse el sueldo que quincenalmente percibe, pese a que desde hace tiempo radica en Morelia.

 

  • Esa aviaduría -¿hay otra manera de llamarla?- pudiera implicar la comisión de delitos patrimoniales en contra del ISSSTE. Es exactamente igual a la comisión sindical que la familia García Culebro le mantiene a Ana Sofía Aguilar Figueroa -número de empleada 353848-, pese a que desde hace años radica en Francia, tras contraer matrimonio.

 


  • Los polos opuestos se tocan: Ramírez Chávez incluyó en su planilla por la dirigencia sindical, a Alicia Aranda Mejía, secretaria general de la sección 1 “Oficinas centrales”, como presidenta de la comisión nacional de auxilios. Una posición desde la que se deciden los destinos de 946 millones de pesos de aportaciones de los trabajadores.

 

  • Un premio excesivo para la ex secretaria privada de Victoria Ranfla, a quien la dirigencia seccional le quedó en exceso grande: el jefe de recursos humanos de la Delegación Regional Norte en la CDMX, Santiago Guillermo Torres, sostiene que su falta de capacidad negociadora provoca que los trabajadores no puedan ejercer derechos escalafonarios o ingresos familiares.

 

  • Con transparencia, la secretaria general seccional y secretaria en el comité nacional electoral del SNTISSSTE debiera también explicar las razones por las que su esposo, Enrique León Jiménez -número de empleado 193276- tiene el beneficio de la comisión sindical con goce de sueldo.

 

  • A la planilla verde le resta. Parece perfil de quienes han dirigido esa sección: cercana a Ramírez Chávez está ubicada Ramona Catalina Baeza Pérez, famosa porque cuatro de sus cinco hijos están comisionados sindicalmente: Jesús Rivera -317323-, Alfonso -299914- y Eduardo Murillo -309027- y Karen Guillén -335255-. Espera que los próximos cuatro años, su última hija, Alejandra García, goce también de ese privilegio.

 

  • La señora Baeza nunca ha ganado una elección. Ni siquiera en su centro de trabajo -pensiones-, sus compañeros votaron por ella en febrero pasado. Fue secretaria general de esa sección a la muerte de Bertha Cruz, de la que era su adjunta. Presumía ser operadora sindical de la administración del panista Miguel Ángel Yunes Linares en la dirección general del ISSSTE.

 

  • Como secretaria general ingresó a cuanto familiar tenía, violando bolsa de trabajo, como ocurrió con su ex nuera, a la que colocó en una plaza profesional con solo estudios de secundaria -con un promedio de 6.6- en una corrupción inadmisible. También resta. Comadre de Sergio “El pollo” Moreno, de los proveedores favoritos de uniformes de trabajadores en los gobiernos del PAN y del PRI.

 

  • Otro cercano al candidato de la planilla verde a la presidencia del SNTISSSTE, es Alfonso Perales de León, quien sustituyó en el cacicazgo de la sección de Tamaulipas a Marco Antonio Silva Hermosillo. ¿Le mantendrán, en un eventual triunfo de Hilario, las comisiones sindicales a las tres hijas?

 

  • María Santos Mellín Mendiola -078298-, es mamá de Patricia Guadalupe y María Edilma Galeana Mellín -secretaria general y ex secretaria general de la sección del SNTISSSTE en Guerrero-. Están sumadas a la candidatura de Rodriguez Argüelles. La señora desde hace años está comisionada.

 

  • Rosaura López Jardón -202068-, es esposa de Alberto Noé Berumen, quien desde la presidencia del comité nacional electoral es un aliado estratégico de la candidata de la planilla azul, a fin de oponerse a que no se le conceda el registro, pese a las violaciones graves al estatuto sindical por actos anticipados de campaña. La señora, faltaba más, está comisionada.

 

  • La enfermera María Teresa de Anda Morales -148550-, esta comisionada desde 1995. Es una prerrogativa de Ulises Cortés Sagredo, quien ha acompañado a la familia García Culebro en la comisión de auxilios desde 2009 y a quien Victoria Ranfla colocó como secretario técnico -una posición estratégica- en el comité nacional electoral del SNTISSSTE.

 

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button