Perlas sueltas

Norma Liliana presume apoyos inexistentes; lista convocatoria electoral en SNTISSSTE 

La precandidata posteó en sus redes supuesta adhesión de la sección del Centro Médico Nacional "20 de Noviembre", lo que es mentira; pero descubrió estar en precampaña adelantada

• El proyecto de convocatoria a elecciones de dirigentes del SNTISSSTE para los próximos cuatro años, está concluido. Lo elaboraron Mario Armando Armando Ordaz Santos -secretario de asuntos jurídicos-, Edmundo Ulises Cortés Sagredo -vicepresidente de la comisión nacional de auxilios- y Alberto No Berumen -presidente del consejo nacional de vigilancia y del comité nacional electoral-.

• Ordaz Santos es uno de los que con más entusiasmo se sumó a la publicitada precandidatura a la presidencia sindical de la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles. Además de su antilopezobradorismo, lo persigue la señal obscena -por sexualmente vulgar- con la que, junto con su hermano Ricardo, Juan Noé Hernández y Gustavo Cosío, agredieron a las doctoras Marisol Galindo y Guadalupe Núñez.


• Cortés Sagredo se ha afanado, los últimos 13 años, en justificar la que se sospecha es la gigantesca corrupción en la comisión nacional de auxilios, en la que la familia García Culebro habría desaparecido decenas de millones de pesos. En los últimos meses ha sido una especie de pilmama de los juniors Francisco Enrique y Erick Arturo García Salamanca Varela.

• Noé Berumen es un dirigente genuflexo proclive a la traición, que entre sus pendientes debe explicar qué hizo con el 5 por ciento de las cuotas sindicales para el fondo de previsión, cuando fue secretario de finanzas de la dirigencia sindical nacional en el cuatrienio 2009-2013.

• Los tres cumplen ciegamente órdenes de Luis Miguel Victoria Ranfla, como quedó claro en el proyecto de reforma del estatuto sindical, al obligar que en sólo 3 días las planillas que pretendan registrarse para participar en la elección de dirigentes del SNTISSSTE, recolecten más de 16 mil firmas de apoyo de trabajadores de 24 secciones del país. La intención es evidente.


• Los hermanos Ordaz Santos -a los que se sumó la secretaria general de la sección IV “Clínicas de especialidades”, Lucía García Rojas-, lanzan alertas para que los trabajadores no firmen en apoyo por alguna planilla. “Hasta que les avisamos de manera formal”, argumentan. La manipulación en pleno.

• Cercanos a la doctora Rodríguez Argüelles iniciaron la distribución de fotografías de ella como precandidata a la presidencia sindical, cuando no eran ni son tiempos electorales. Frente a ese exceso, los pocos -varios con señalamientos de corrupción- que se le sumaron pretenden ignorar que violan el estatuto sindical.

• En el muro de su sitio de Facebook, la noche del domingo 20 de marzo, la doctora Rodríguez Argüelles posteó una imagen en la que engaña con la intención de hacer creer que la sección V “Centro Médico Nacional 20 de Noviembre” se sumó a su precandidatura. “Muchas gracias”, escribió.

• La precandidata miente: los trabajadores del hospital emblemático del ISSSTE no la apoyan: el secretario general seccional, Federico Ruiz no está en la fotografía; sólo aparece el secretario de capacitación. Olvida que ella pretendió quitarle a la planilla rosa -ganadora de las elecciones- un delegado al congreso de reforma estatutaria, con el pretexto que eran instrucciones de Victoria Ranfla. ¿Desesperada?

• Durante días, los simpatizantes de su precandidatura, hicieron correr la amenaza que al vicepresidente Hilario Ramírez Chávez se le aplicaría el estatuto por supuestamente adelantarse a los tiempos electorales, sin ofrecer pruebas. Con la captura de pantalla  del Facebook de la doctora Rodríguez Argüelles, documentamos irregularidades que merecerían ser sancionadas al estar en precampaña anticipada.

• En cuanto al proyecto de convocatoria, ni Mario Armando ni Edmundo Ulises integran el comité electoral nacional, por lo que no deberían participar en la elaboración del proyecto de convocatoria. Esos personajes no abonan en la unidad, esencial para que la gestión de Victoria Ranfla -y de la propia doctora Rodríguez Argüelles– no enfrenten señalamientos de corrupción en el manejo de los dineros de los trabajadores.

• Durante los 5 años que la precandidata Rodríguez Argüelles ha manejado las cuotas sindicales de los trabajadores, en su calidad de secretaria de finanzas del SNTISSSTE, nunca -y nunca significa nunca- ha informado a cuánto asciende el fondo de previsión, los instrumentos financieros en que está invertido y el monto de los intereses que ha generado.

• La precandidata al liderazgo ha sido más opaca que los García Culebro: con todo y sus problemas de dicción, por lo menos Erick Arturo García Salamanca Varela rinde un informe de ingresos, egresos y monto del multimillonario fondo de ja comisión de auxilios. Del fondo de previsión nadie sabe nada, peor que secreto de estado.

• La participación de Ordaz Santos y Cortés Sagredo en la elaboración del proyecto de convocatoria al proceso electoral, genera dudas de la equidad, la imparcialidad y la transparencia con que las votaciones se desarrollarán. No son demócratas. Ese trabajo debió hacerlo el comité electoral nacional, pero les genera temor la participación de Hilario Ramírez Chávez.

• ¿Quién garantiza que la doctora Rodríguez Argüelles no tenga ya los formatos para la recolección de firmas de apoyo a su candidatura? ¿Noé Berumen? En el proyecto de reforma al estatuto se decidió que fuera presidente del comité electoral porque se conocía la animadversión que le inspira el vicepresidente, Ramírez Chávez. De ese tamaño es el miedo a perder la elección.

• Y es que Ramírez Chávez, de acuerdo con lo que ha dejado ver, se dispone a una revisión exhaustiva en el manejo de los dineros de los trabajadores, consciente que en los últimos años hay riquezas inexplicables de varios, no sólo de la familia de los García Culebro, la más representativa en la corrupción galopante prevaleciente.

• Se entiende la insistencia en que sea Ramírez Chávez quien les proponga una planilla de unidad: tendrían condiciones, creen ellos, para imponer la candidata a la presidencia. Ojalá no se vayan a quedar esperando, porque el SNTISSSTE es un asunto de estado.

• ¿Qué condiciones permitieron la reelección de Victoria Ranfla en 2017?¿Por qué José Luis Rodríguez Camacho fue electo presidente, si la doctora Marisol Galindo tenía el apoyo mayoritario de los delegados?¿Cómo fue que Miguel Humberto Manzo Godínez (qepd) fue ungido dirigente en 1993, cuando Alfredo Figueroa Galeana -en un primer intento por ser secretario general- contaba con casi las 48 secciones?

• Factores adversos a la doctora Rodríguez Argüelles, quien destaca por  impulsividad y por la toma decisiones de bote pronto, defectos inaceptables en un dirigente sindical del tamaño del SNTISSSTE. Son públicos los enfrentamientos con el director general del ISSSTE, doctor Pedro Zenteno cuando fue director normativo de administración y finanzas.

• Ha sumado a varios derrotados en la elección de delegados al congreso de reforma estatutaria: Lulú Poiré, Cosme González, Mercedes Medel, Ángel Priego, Adelaida Alvarado, Norma Leyva. Sólo falta que sume a los García Culebro, para que los junte con Juan Noé Hernández, por aquello de la corrupción galopante y la venta de plazas de base.

• A través de sus corifeos critican que Ramírez Chávez posee una camioneta de dos millones de pesos sin ofrecer pruebas. ¿Podrá la doctora Rodríguez Argüelles justificar la compra de la moderna casa en la Colonia Del Valle, en la que renta consultorios médicos?

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button