Datos duros

El día a día y sus cosas…

Gamers en el tiempo

por María Ortiz

 

Hace años se jugaba en la calle, a las canicas, la rayuela, las escondidas, la gallina ciega, la lotería entre otros, actualmente la realidad es muy diferente ya que llegaron los videojuegos y todo indica que se quedarán. Gran parte de la población se pregunta ¿son buenos o malos? ¿afectan a la salud? Jugar videojuegos tiene sus ventajas y desventajas.


¿Cómo afecta jugar videojuegos?

Una de las desventajas es el riesgo a la adicción, sus costos elevados, trastornos de sueño, además de ser una de las causas de mayor preocupación de los padres por el rechazo que tienen los niños a otro tipo de pasatiempo, como libros, jugar al aire libre, la generación de violencia, hasta el hecho que los menores tengan contacto con el crimen organizado como sucedió con tres pequeños en Santa Lucía del Camino, en Oaxaca.


Este caso es importante porque relaciona el mundo real con el virtual, situación que aprovechan los delincuentes para realizar sus actividades criminales a través de juegos en línea, los menores rescatados son usuarios del videojuego Free Fire, que puede descargarse en cualquier dispositivo móvil de manera gratuita.

El número de usuarios aficionados a estos juegos es mayor a los 3.000 millones a nivel mundial, un 5.4 por ciento más que a principios de la pandemia, lo que representa aproximadamente un 40 por ciento de la población.

El éxito de los videojuegos ha traído alertas sobre el riesgo de caer en ocio o adicción sin que los usuarios se percaten que les está sucediendo, por lo que es importante tener claro cuánto tiempo juegan, no dejar de atender otras ocupaciones.

Las personas que presentan un descontrol sobre el juego, sienten la necesidad de volver a casa para poder jugar, evitan ir a lugares donde no hay acceso a videojuegos, disminuye su rendimiento escolar, alteran sus horas de descanso y alimentación, ponen como su prioridad jugar y van perdiendo el interés a otras actividades e incluso a su familia, a esto se debe que la OMS ha incluido como trastorno de adicción, “el trastorno del videojuego”.

El sedentarismo es generado por el uso constante de videojuegos, sobretodo en niños y jóvenes, aumentando los malos hábitos de vida y disminuyendo la actividad física, que a largo plazo les traerá consecuencias graves en su salud.

La diferencia de género que crean los videojuegos es importante por la creación de estereotipos sexistas hacia mujeres y hombres, ya que, gran parte de los protagonistas de los juegos son hombres y las mujeres tienen un papel indefenso o excesivamente sexualizadas, exagerando rasgos físicos como pechos o caderas y mostrando su desnudez, exhibir a la mujer así, puede maximizar el machismo, hacer ver la violencia y desigualdad de género de manera normal.

La generación de violencia excesiva en los juegos, puede crear una cultura donde la respuesta a los conflictos se resuelva por medio de la agresión, porque los usuarios fortalecen la idea de que el mundo real es peligroso, así mismo disminuye la empatía hacia los demás, afectando el contacto y desarrollo social.

¿Qué ventajas tiene practicar videojuegos?

Es bueno jugar videojuegos porque se ejercita el cerebro ya que mejora la atención, la coordinación visual y manual, la memoria, previene el envejecimiento cerebral, aumenta el razonamiento, la curiosidad y favorece la interacción con otras personas. A lo largo del tiempo el uso de videojuegos ha sido criticado y considerado negativo, sin embargo, diferentes estudios neurológicos han demostrado que con moderación jugar videojuegos puede mejorar la forma de aprender y a la toma de decisiones debido a que constantemente hay que decidir cómo y cuándo moverse con rapidez y agilidad para ganar puntos.

Algunos videojuegos ayudan a mejorar la capacidad lectora y atención visual según un estudio realizado por la UNIVERSIDAD DE GRENOBLE ALPES, también se comprobó que jugar continuamente podría ayudar a tratar la dislexia, a mejorar la ambliopía u ojo perezoso, la investigación arrojó que la agudeza visual aumentó cerca del 30 por ciento.

Entre los beneficios de jugar videojuegos está la reducción de la sensación del dolor, la investigación hecha por BRITISH MEDICAL JOURNAL, a niños sometidos a quimioterapia, dice que debido al alto nivel de concentración que se requiere para jugar, los pequeños consumieron menor cantidad de analgésicos y tuvieron menos náuseas después de su sesión.

Existen videojuegos desarrollados como el leitmotiv de Circus Therapy Game con sensores de movimiento, que ayudan a el tratamiento de personas que sufren enfermedades neurodegenerativas como el parkinson o escleorosis múltiple, incluso han ayudado a niños que padecen parálisis cerebral.

El estrés generado en la jornada laboral o de estudio, se reduce practicando videojuegos ya que, al enfocarse en otra actividad, se experimentan emociones placenteras, produciendo la dopamina dando lugar a una sensación de bienestar mental y física. Jugar videojuegos nos facilita la convivencia con amigos y otras personas, inclusive hay videojuegos que se utilizan para mejorar el ambiente laboral, fomentando el trabajo en equipo, a través del juego se activa la concentración en un objetivo, ejercitando el compromiso y la sensación gratificante de alcanzar logros y superar los desafíos que se presentan a diario.

Los beneficios de los videojuegos son numerosos, es recomendable tenerlos en cuenta, también ante ciertos problemas de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button