Datos duros

Secretaría de Economía afina presentación de nueva política industrial ante IP

El diseño de la nueva política industrial está basado en estrategias y mejores prácticas de países líderes en innovación, dice la Secretaría de Economía

Enrique Hernández

 

Tatiana Clouthier Carrillo, secretaria de Economía (SE), trabaja en una nueva política industrial para la economía mexicana, la cual generará crecimiento económico incluyente e integral.


 

“Esta política industrial tiene como objetivo guiar los esfuerzos de los actores económicos hacia un modelo industrial que genere un crecimiento económico incluyente e integral”, según información a la que tuvo acceso Forbes México.

 


La nueva política industrial será presentada por la secretaria de Economía en una reunión mañana 28 de junio con líderes de cámaras empresariales como José Antonio Abugaber Andonie, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), y Francisco Cervantes Díaz, líder del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La funcionaria del gobierno de Andrés Manuel López Obrador afinará con el sector privado cada uno de los últimos detalles de la nueva política industrial, la cual se presentará públicamente en próximos días.

La política impulsada por la Secretaría de Economía tiene como base el eje de la innovación y tendencias tecnológicas-científicas, así como la formación de capital humano para las nuevas tendencias y promoción de contenido regional y encadenamiento para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

También, la nueva estrategia contempla detonar industrias sostenibles y sustentables en la República Mexicana.

“Para el diseño de esta política industrial se han estudiado las estrategias y mejores prácticas de países líderes en innovación industrial y mediante el análisis de las características particulares de México”, agrega la SE en su análisis.

“La política industrial en la era neoliberal se caracteriza por un desmembramiento de sectores insertos en la globalización (gran empresa trasnacional mexicana o industria maquiladora) y sectores que no lo están (mipymes más del 90% de las empresas mexicanas)”, según Paulo Humberto Leal Villegas, profesor de la Facultad de Economía de la UNAM.

Según el economista, la desarticulación es producto de la falta de un proyecto de nación que articule a la economía con estrategias de mediano y largo plazos.

El Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) no es una política de desarrollo económico, sino una política comercial que tiene beneficios específicos para la industria y el desarrollo económico de América del Norte.

“Sin embargo quedó pendiente que los gobiernos generen una política industrial que responda a este nuevo contexto”, dijo Maciel García Fuentes, docente e investigador de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Tijuana.

“El acuerdo comercial que sustituyó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) requiere de una política industrial regional, local y global por parte de los  diferentes niveles de gobierno de México, y debe tomar en cuenta los distintos contextos comerciales como, el fronterizo entre México y Estados Unidos”, mencionó el experto de CETYS.

Con información de Forbes México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button