Opinión

Agenda Sindical

Sobre el capitalismo y el socialismo II/II

Carlos Carral Hernández

El caso del capitalismo parte de un principio que se debe evaluar con mucho cuidado: la realización del individuo desde esa óptica, es decir, el desarrollo de toda la potencialidad del ser humano al margen de los demás, la idea es que la sumatoria de los esfuerzos de cada individuo por realizarse así mismo, llevará a un resultado social adecuado en su conjunto, aunque está es una idea más del pensamiento liberal que encontró perfecta interpretación y cabida en la perspectiva económica, terreno donde este principio se distorsionó terriblemente.


Considero que la realización de cada persona desde su individualidad es adecuada, en efecto pensar en el avance social es importante, pero no se puede entender y lograr si no se parte del avance de cada sujeto, llevado al terreno político y gubernamental, pensar en el avance social sin la motivación y exigencia a cada sujeto, es lo que ha permitido la existencia de gobiernos paternalistas, sujetos dependientes y por tanto sistemas completamente clientelares, al final del día cada gobernado se vuelve dependiente de lo que el gobierno en turno le pueda o quiera dar, en resumen, una visión que ha llevado al fracaso total.

Negar que cada sujeto tiene potencialidades sería una locura, lo que es distinto son las circunstancias de vida de cada uno, circunstancias diversas en casa caso que determinan en mucho el resultado de las decisiones y acciones de cada persona, a lo que hay que sumar el trato diferenciado que en el mundo económico realizan los gobiernos de quienes representan, una realidad innegable, las facilidades y oportunidades no son las mismas para Ricardo Salinas Pliego por ejemplo, en relación a este aprendiz de columnista o a cualquier otra persona, creo que si el gobierno procurara un trato lo más parejo posible, la distribución de la riqueza sería más homogénea y por tanto hasta el estado de ánimo social más prometedor.

La realización individual es importante, pero no solo la económica, la espiritual es fundamental y primaria, la económica desde luego, pero también la política y ni hablar de la artística e intelectual, estas últimas también de suma importancia, son las que determinan la forma de ver la realidad externa e interna de cada individuo, si no existen estas, fácilmente compramos la idea de que nuestro “destino manifiesto” es vivir para el trabajo mal pagado, para intentar pagar las deudas y vivir realizándonos en el consumo.


El capitalismo secuestró mucho del pensamiento liberal que se centra en la realización individual a partir de los principios de libertad e igualdad, pero condenó al ser humano a la realización únicamente económica, en ese terreno la realización económica de cada individuo hace que se pierda la solidaridad y el respeto por el otro, todo es competencia y para que haya ricos necesariamente tiene que haber pobres básicamente en un contexto de explotación, algo que podemos etiquetar como sometimiento, de hecho en realidad, el objetivo del capitalismo no es la acumulación de la riqueza, sino el sometimiento de las mayorías y la determinación de su vida a partir de mecanismos económicos.

A diferencia del socialismo, el capitalismo sugiere a los gobernados que se alejen de la vida política, no se debe intervenir en ella, lo verdaderamente importante son las operaciones que los gobernados hacen a través del intercambio de mercancías y servicios, ahí es donde la sociedad civil en su concepción más pura se realiza, como diría Adolfo Sánchez Vázquez, si a pesar de ello hay necios que quieran saber de política, se debe procurar que hagan política los menos posibles y los restantes solo la estudien a través de disciplinas como la Ciencia Política, ahí es dónde podemos entender la postura de la gran mayoría de la sociedad de no querer participar en política, de creer en varios momentos que aparecerá algún político que sea diferente y cambie el rumbo social desde el gobierno por su simple voluntad, lo malo es que esta posición se traduce en no ser responsables de nosotros mismos en toda la extensión de la palabra.

La intención de mantener al grueso de los gobernados al margen de la actividad política tiene un claro objetivo, que es evitar que la gente se de cuenta que quienes han triunfado en el ámbito político lo han hecho en mucho con el control y ayuda de los órganos gubernamentales. Socialismo y capitalismo tienen errores y aciertos en la forma en que conciben la realidad, valdría la pena detectar en alguna medida los que en efecto nos llevarían a crear ese futuro deseado y dejar de ver ambas posturas como clásico América-Chivas, la vida no es así, no todo es blanco o negro, positivo o negativo.

ADENDUM:

  • Coincido con Ricardo Anaya, la única forma de preservar su libertad es huyendo del país, para que la conserve sin ningún peligro, que no regrese, que se quede por allá. Tan ruin el persecutor como el perseguido.
  • Señor Gobernador, Señor Fiscal General del Estado de México, estoy sumamente motivado a hablar en unas 4 o 5 entregas seriadas, de las violaciones a los Derechos Humanos que se cometen en las agencias del ministerio público de la entidad, de entrada les puedo decir, que ahí no existe el Covid, una realidad que seguramente ustedes no conocen, al final del día ustedes viven del abultado sueldo que se han asignado, esa realidad tan “real” ustedes no la entienden, si lo comento es porque hasta ahora va ganando mi posición por el “sí”.

[email protected]

www.facebook.com/carralcarlos

www.twitter.com/carral_

Abogado Postulante y Director de la Escuela para la Formación Política y Sindical A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button