Opinión

Avala ASSA dependencia económica con Aeroméxico

El pasado 28 de junio los trabajadores agremiados en la  Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México ASSA celebraron su asamblea presupuestal para el segundo semestre del 2022

En la asamblea se aprobó el ejercicio de un gasto para la segunda mitad de este año, que asciende a cerca de 30 millones de pesos, un presupuesto similiar al que ejercieron durante la primera mitad del año.

 


Imagina que en su familia el ingreso para este mes sea de 10,000 pesos, pero que de manera un tanto ilógica los gastos que algunos de los miembros de su familia han presupuestado para el mismo periodo, rondan los 35,000 pesos, lógico sería preguntar ¿de donde saldrá el 250% más que se necesitan para cubrir los gastos planteados?, lo prudente sería ajustarse a los ingresos seguros como todas las familias lo hacen.

 

Aun más descabellado sería que apareciera su vecino o vecina ofreciendo cubrir ese 250% faltante para garantizar los gastos programados, más de uno de los miembros de su familia cuestionaría qué se pide a cambio, suena imposible pensar que una aportación de esa magnitud se puede dar sin una contraprestación.


 

Algo así ocurrió en la asamblea presupuestal de ASSA, en la que autorizaron el gasto que ejercerán en la segunda mitad del año 2022, un presupuesto que descansará en 10 millones de pesos que tiene como ingreso real este sindicato y que saldrá del pago de cuotas sindicales, más una aportación de 20 millones de pesos que sin estar contemplado en el Contrato Colectivo de Trabajo, les donará Aeroméxico.

 

ASSA tiene una base trabajadora de cerca de 3500 trabajadores agremiados, que en promedio aportan semestralmente por concepto de cuotas sindicales, los 10 millones de pesos mencionados, así es que no es difícil suponer, que también para el primer semestre de 2022, necesitaron de un apoyo similar de parte de la aerolínea, periodo en el que ejercieron un gasto prácticamente idéntico al aprobado para la segunda mitad del año.

 

Las dudas subieron de tono el desarrollo de la asamblea, en la que hubo momentos de gritos y acusaciones que fueron desde los señalamientos de corrupción, derivados de la falta de claridad en el origen de los recursos complementarios y las obligaciones que asume el sindicato al recibirlo, hasta exigencias de renuncia y destitución, llevando la asamblea a momentos en los que se pudo llegar a las agresiones.

 

Dentro de las molestia de los detractores de Ricardo del Valle Solares, Secretario General de ASSA desde hace poco más de una década, esta la aceptación de una dependencia del sindicato a los intereses patronales, que en varios momentos han anunciado que no continuarán con la aportación de estas cantidades estratosféricas, con lo que puede esta peligrando la independencia de los trabajadores para defender sus derechos.

 

En una nota publicada por agendapropia.mx, se dio cuenta de la solicitud de un grupo de sobrecargos, quienes solicitaron información sobre las erogaciones de la organización, sobre todo el pago fijo mensual de proveedores, entre los que están el caso de una consultora de asesoría en inversiones al que se le cubren mensualmente 250 mil pesos aproximadamente, solicitud de información que al día de hoy no ha sido atendida.

 

La segunda mitad del año se antoja compleja para ASSA, por un lado la fuerte dependencia económica que tienen en relación a Aeroméxico, cruzando por acusaciones de complicidad de la dirigencia sindical con la política laboral hostil de la patronal, el manejo discrecional de un paquete accionario que la empresa de aviación le otorgó al sindicato, de lo que pocos detalles existen, hasta llegar al cese definitivo de operaciones de Aeromar, que dejará de operar en el mes de agosto o septiembre próximo, quedando sin empleo poco más de 90 sobrecargos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button