Perlas sueltas

Empieza juicio ante TFCyA que amenaza tirar a Norma Liliana de presidencia de SNTISSSTE

Benigno Martínez Escalante, recién electo secretario general de la sección 12 "Servicios médicos" del SUTGCDMX, fue a La Villa a agradecer a la Virgen de Guadalupe haber ganado más elecciones del pasado lunes 22 de agosto

  • A Norma Liliana Rodríguez Argüelles, la presidenta formal del SNTISSSTE -el líder real desarrolla un activismo que la exhibe como marioneta- se le acumulan los problemas: el mayor, sin duda, el cierre de tiendas del ISSSTE que deberá anunciarse en los próximos días, seguido de la organización de un nuevo sindicato que encabeza su ex contendiente Hilario Ramírez.

 

  • Otros problemas que terminarán por estallarle, tarde o temprano, son la demanda ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje de nulidad del congreso extraordinario de reforma estatutaria de febrero pasado y de la convocatoria a elecciones en las que ella ganó -con una serie de violaciones al estatuto, por cierto-, y el cochinero electoral en la sección Sinaloa para arrebatarle el triunfo legal y legítimo a la planilla morada que postuló a Oneyda Quintero Castillo.


  • Por si no fuese suficiente, Luis Miguel Victoria Ranfla, su antecesor en la dirigencia, ha empezado a desarrollar un activismo inusitado, como si pretendiera mostrar -algo innecesario, porque la mayoría en ese sindicato saben que así es- que el líder real es él y Norma Liliana una simple marioneta, además de incorporarse a la dirigencia de la sección IV “Clínicas de especialidades”, se exhibe en donde lo invitan.

 

  • El comunicado del Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores del ISSSTE, que encabezan Alberto Cornejo Choperena y Miguel Ángel Pazos Flores, en el que confirman el cierre de 24 tiendas de SUPERISSSTE, exhibe que el director Pável Givert González Carreón, poco respeto le merece la política de austeridad del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador del que forma parte.

 

  • La exhibición de fotografías en las que el director de SUPERISSSTE negocia con los dirigentes de sindicato minoritario en un lujoso restaurante en el centro de la ciudad, el cierre de tiendas es, además, una patada en las espinillas a Pedro Mario Zenteno, director general del ISSSTE, y a Norma Liliana.

 


  • El anuncio del cierre de las tiendas está -¿estaba?- planeado hacerse en la conferencia mañanera de Palacio Nacional, donde se explicaría con detalle la forma en que serán sustituidas y los acuerdos para la reubicación de unos 760 trabajadores afectados, con acuerdos con los sindicatos mayoritarios, SNTISSSTE y SITISSSTE -este presidido por Carlos Alberto Hernández Nieto-.

 

  • El protagonismo del director de SUPERISSSTE -quien le debe la posición a Héctor Samuel Gonzalez Portillo, secretario privado de Zenteno-, generará conflictos innecesarios: ni Norma Liliana ni Hernández Nieto aceptarán que se negocien derechos de los trabajadores afectados, con un sindicato minoritario.

 

  • El señor González Carreón ocupa una dirección en el ISSSTE sin reunir el perfil requerido: en La Perlas del pasado 3 de julio dimos cuenta que carece de título profesional, pues sólo tiene una constancia -expedida el 1 de febrero de este año- de conclusión de la carrera de administración expedida por el Centro Universitario Villa Montaño, y de estudios truncos en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

  • Previamente y gracias al influyentismo del secretario privado del director general del ISSSTE, se le había designado subdirector de relaciones internacionales en el instituto de seguridad de los trabajadores del estado. Corrupción y tráfico de influencias desde ese nombramiento.

 

  • Para Norma Liliana, la petición de registro del Sindicato Nacional “Progresista” de Trabajadores del ISSSTE (SINAPTISSSTE) que el pasado martes 22 de agosto presentó Hilario Ramírez ante el TFCA, la enfrenta al riesgo de una desbandada en el SNTISSSTE, en la que contribuye el activismo de Victoria Ranfla.

 

  • Es evidente la irritación que generó en grupos de trabajadores el agandalle en las dos últimas elecciones en el sindicato mayoritario del ISSSTE, en las que se recurrió a excesos para hacer ganar a la propia Norma Liliana y a dirigentes seccionales afines a su grupo. En Sinaloa, el comité nacional electoral -presidido por la comadre del cacique, Gabriela Eugenia Barragán Galindo– violentó el estatuto para hace favorecer a una planilla.

 

  • El estatuto sindical no autoriza al comité nacional electoral a registrar planillas: es facultad del comité seccional electoral. Aun así, no sólo autorizó a la planilla roja a participar en el proceso electoral indebidamente, sino incluso envió a 18 personas -con documentación prefabricada- a Sinaloa, con lo que consumó un fraude que se tradujo ya en un conflicto jurídico.

 

  • Adicionalmente, la dirigencia que encabeza Norma Liliana le notificó el pasado jueves 24 de agosto a la ex secretaria general de la seccional, María Elena Rubio, la conclusión de su comisión sindical, por lo que deberá regresar a su área de trabajo el próximo 1 de septiembre. Qué necesidad, diría el clásico.

 

  • Previamente al SNTISSSTE se le había notificado la realización, el 1 de septiembre, de la audiencia de conciliación del juicio de nulidad del congreso extraordinario de febrero pasado y de la convocatoria a elección del comité ejecutivo nacional, del que resultó -con una diversidad de artimañas- ganadora por un reducido margen sobre Hilario Ramírez.

 

  • El asunto es litigado por el abogado Alejandro Velázquez, quien generó las condiciones jurídicas que llevaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a declarar la inconstitucionalidad de los artículos 68 y 72 de la de la ley burocrática, para permitir la creación de nuevos sindicatos en dependencias públicas y la reelección de dirigentes sindicales. Es el apoderado de los controladores aéreos.

  • El argumento es que la gestión de Victoria Ranfla concluyó, legalmente, el 4 de mayo de 2021, de acuerdo con la toma de nota que le otorgó el tribunal de conciliación, y el estatuto sindical no permitía -ni lo hace- ampliación bajo ninguna circunstancia, así se trate incluso de la pandemia de la Covid-19.

 

  • Benigno Martínez Escalante, recién electo secretario general de la sección 12 “Servicios médicos” del SUTGCDMX, acudió a la Basílica de Guadalupe a dar gracias a la Virgen, por permitirle encabezar a más 6 mil trabajadores de base del sector salud del gobierno de la ciudad.

 

  • En una misa efectuada en el santuario a la Virgen de Guadalupe más importante de América Latina, el dirigente sindical le mostró su gratitud por el irrebatible triunfo alcanzado en las elecciones del pasado lunes 22 de agosto, al superar con poco más de 400 votos a su más cercano competidor.

 

  • Esa seccional es una de las cuatro más numerosas del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, por lo que e triunfo de Martínez Escalante le permitió al grupo que encabeza Hugo Alfredo Alonso Ortiz -secretario general de la sección 1 “Limpia y transporte es”- ratificar que es el más numeroso.

 

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button