Agenda Propia

Destituyen a dirigente del SUTGCDMX y le reducen salario en 70% por corrupción 

José Hector Carreón Garcés, ex secretario general de la sección 12 "Servicios médicos" del sindicato del gobierno de la ciudad, cargo por el que está nuevamente en precampaña, enfrenta acusaciones administrativas por las que ya fue suspendido en el trabajo y se le paga sólo el 30 por ciento de su salario. Acumuló una inmensa fortuna, cuando hace años vendía discos pirata, por lo que estuvo preso

Por el Pordiosero

Este miércoles 13 de octubre, en el Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, se celebrará la audiencia constitucional del juicio de amparo 414/2020-I promovido por José Héctor Carreón Garcés, en busca de evitar no sólo sanciones administrativas , sino incluso denuncias penales por tráfico de influencias, venta de plazas, comisiones y dígitos sindicales durante su gestión como secretario general de la sección 12 “Servicios médicos” del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX).


El juez Francisco Javier Rebolledo Peña, en un auto el 2 de junio, rechazó ordenar su reinstalación en la plaza de jefe de servicios que ocupa en el Hospital General “Rubén Leñero” de la Secretaria de Salud del Gobierno de la Ciudad de México y gozar del pago de su salario íntegro, medidas cautelares implementadas por el Órgano Interno de Control ante las denuncias administrativas radicadas en el expediente OIC / SS / D / 175/2019 y sus acumulados OIC / SS / D / 218/2019, OIC / SS / D / 222/2019 y OIC / SS / D / 225/2019.

A fin de garantizarle “un ingreso mínimo para la subsistencia”, concedió la suspensión provisional para que se le pague sólo el 30 por ciento de su salario -según esto tiene a su cargo dos pensiones alimenticias, lo que no aparece en el expediente-.

A Carreón Garcés la falta de su salario es probable le sea indiferente: en el piso 52 de la Torre Mayor, paga la renta de una oficina que cuenta con recibidor, comedor, sala de juntas y servicios de estacionamiento y restaurante. El pago es en dólares. El contrato de arrendamiento lo firmó en 2019, el último año de su segunda gestión como dirigente sindical de 12 mil 500 trabajadores de 33 hospitales y otros centros de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México.


Con frecuencia se deja ver en un automóvil Dodge Charger SRT, Daytona, gris oxford con rayas negras del frente a la cajuela, con 717 caballos de potencia. El   costo comercial de ese vehículo último modelo es de un millón 515 mil pesos.

En una de las fotografías que acompañan este trabajo, aparece en un Z-300, el deportivo de la armadora Nissan, con un precio del orden de los 800 mil pesos en su versión ultimo modelo. Al lado está una de varias motos de lujo que posee.

En noviembre de 2011, cuando fue electo secretario general de la sección sindical -en 2015 fue reelecto para una gestión de cuatro años más- vivía en una casa duplex de interés social en la colonia CTM Aragón, propiedad de su papá Marco Polo -secretario de acción política del SUTGCDMX-, quien trabajaba en una empresa textil. En la actualidad reside Jardín Balbuena, donde unió dos lotes para construir una residencia de tres niveles a todo lujo a la que equipó con alberca.

¿Le preocupará no percibir su salario de 25 mil pesos mensuales si tiene los ingresos que le reditúan varias taquerías que posee en la Zona Rosa? Previo a ser secretario general seccional, se dedicaba a la venta de discotecas pirata, actividad que lo llevó a estar preso en el Reclusorio Varonil Norte.

Fanático de Batman -ha dicho que en otra vida reencarnará en ese personaje-, en una oficina que adaptó en su casa, tiene una figura de unos dos metros; posee también un Guason y su novia a un tamaño más pequeño. En las paredes hay cabezas disecadas de distintos animales.

Las cuatro denuncias administrativas en contra de Carreón Garcés, fueron radicadas en la Primera Sala Especializada en Materia de Responsabilidades Administrativas y Derecho a la Buena Administración del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México con el expediente TE-917/2020.

En el juicio de amparo, el ex dirigente seccional del SUTGCDMX promovió que se dejara sin efecto la suspensión temporal definitiva (sic) del empleo y la disminución del 70 por ciento de salario decretado por el órgano de control de la Secretaria de Salud de la CDMX. El juez la rechazó debido a que otorgar la suspensión provisional, sería impedir la ejecución de lo que ya está ejecutado y, otorgar efectos restitutivos a la medida cautelar lo que no es dable.

En virtud de ello, el juzgador planteó que será en la sentencia que resuelva el fondo del asunto del juicio de amparo, donde debe definirse si se mantiene o no la suspensión definitiva del empleo del imputado. Sólo concedió la suspensión provisional para que se le continúe pagando el 30 por ciento del salario, ya que negarlo “equivaldría a permitir que el quejoso -Carreón Garcés- sea reducido en su valor intrínseco como ser humano por no contar con las condiciones materiales que le logra llevar a cabo una existencia digna, percibiendo los ingresos necesarios para su subsistencia “.

Carreón Garcés enfrenta dos suspensiones en su empleo ordenadas por el órgano de control de la Secretaria de Salud de la CDMX: la primera la fue impuesta el 19 de febrero de 2020 en la queja administrativa OIC / SS / D / 175/2019, y la segunda el 29 de octubre de 2020 que le fue notificada mediante el documento SCG / OICSS / JUDS / 047/2020.

El amparo contra la suspensión temporal el empleo y la disminución del 70 por ciento de su salario, seguramente será sobreseido, a fin de que sea la sala especializada del Tribunal deJusticia Administrativa de la CDMX, la que resuelva en definitiva. El asunto podría tardar por lo menos dos años más.

Pese a ello, desde hace semanas comenzó precampaña por varios hospitales y centros de trabajo de la Secretaría de Salud de la CDMX. El miércoles 6 de octubre de la semana pasada visitó el Hospital “Gregorio Salas”, en el que incluso fue recibido por la dirección, Dra. María del Rocío Lima Carcaño. El director general de prestación de servicios médicos y vigencias, José Alejandro Ávalos Bracho, debe ordenar una investigación administrativa en contra de su subordinada, debido a que Carreón Garcés no es representante sindical y está suspendido como trabajador.

Pretende, eso sí, registrador su candidatura para contender nuevamente por la secretaría general de la sección 12 “Servicios médicos” del SUTGCDMX para los siguientes cuatro años. Las elecciones se realizarán en febrero del año próximo. Estatutariamente está impedido para participar en el proceso, al estar suspendidos sus derechos como trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button