Agenda Propia

García Culebro ¿candidato a la presidencia del SNTISSSTE o a una celda?

La Comisión Nacional de Auxilios del sindicato es manejada desde 2009, por una sola familia: los García Culebro

Por El Pordiosero 

Durante todo 2020, el ISSSTE pagó poco más de 75 millones de pesos en auxilio a trabajadores que se pensionaron por jubilación, fueron cesados, renunciaron o bien murieron -en este caso lo reciben los beneficiarios- y aportaron, durante cinco años por lo menos, el equivalente al tres por ciento de salario mínimo burocrático a una comisión de auxilios del sindicato.


Poco más de 80 mil trabajadores de base y confianza están inscritos en esa comisión, a la que en la actualidad aportan quincenalmente 81.48 pesos, para que al final de su vida laboral en el Instituto, reciban una cantidad pagada en partes iguales que en caso de pensión por jubilación es de 42 mil pesos -en conjunto se les entregan 84 mil pesos-.

De acuerdo con información del ISSSTE, durante el año pasado pagó, por concepto de auxilio, un total de 75 millones 348 mil 888 pesos, misma cantidad que debió haber liquidado la comisión de auxilios del SNTISSSTE.

La Comisión Nacional de Auxilios del sindicato es manejada desde 2009, por una sola familia: los García Culebro, cuyo patriarca, Francisco José, la presidió los siguientes tres años, para entregarla a su hermano Carlos Fermín, quien en mayo de 2017 la cedió a su sobrino Erick Arturo García Salamanca Varela -hijo del primero-, con quien su papá es el tesorero.


Las aportaciones de los trabajadores, más -se supone- los intereses financieros y eventuales donativos, le ha permitido a esa comisión, manejar un fondo que hasta el informe del pasado marzo, ascendía a 979 millones 707 mil 738 pesos.

Desde 2013, cada dos meses en un pleno del comité ejecutivo nacional, el presidente de la comisión rinde un informe, en el que desglosa ingresos, egresos y el fondo. No incluye los intereses que generan las inversiones, ni tampoco los instrumentos financieros, montos y plazos en los que están invertidos los recursos económicos con que cuenta.

Sólo en el último informe de Carlos Fermín Garcia Culebro, rendido en un congreso sindical nacional, por vez primera señaló que en los cuatro años de su gestión los ingresos por intereses de las inversiones, ascendieron a 90.5 millones de pesos. El fondo, en 2017, contaba con una cantidad similar a la que hoy tiene, lo que se ha traducido en sospechas de manejos irregulares en los dineros de los trabajadores.

Y es que en los dos últimos informes del junior García Salamanca Varela, ha dado cuenta de egresos por pago de auxilio por un total de 82 millones 567 mil 411 pesos, divididos de la siguiente manera: del 24 de noviembre de 2020 al 28 de enero de 2021, la comisión liquidó 31 millones 134 mil 654 pesos en 875 expedientes, y del 26 de enero al 26 de marzo erogó 51 millones 339 mil 401 pesos en 1436 expedientes.

Las cifras claramente parecen no cuadrar, ya que en sólo cuatro meses la comisión sindical pagó más por concepto de auxilio, que lo pagado por el ISSSTE en todo el año anterior.

El patriarca de la familia realiza, en la actualidad, una intensa actividad en la búsqueda de apoyos que le permitan, desliza, ser candidato a la presidencia sindical, con una inversión que quienes conocen detalles, calculan en millones de pesos. Según esto, en realidad busca generar condiciones de negociación que le permitan colocar a sus dos hijos varones -Francisco Enrique es secretario general de la sección de estancias de bienestar infantil-, en una permuta en las posiciones de representación de los trabajadores.

Frente a las sospechas que genera la opacidad en el manejo de los millonarios dineros de la comisión de auxilios, el pronóstico es que algunos candidatos pudieran enarbolar la demanda de practicar una auditoría, lo que les llevaría, seguramente, a ganar la simpatía de los trabajadores. Y es que Francisco José tiene ya más de treinta años de ejercer un cacicazgo en la sección de las estancias infantiles.

Pancho, dicen con ironía sus detractores, es candidato, pero no a la presidencia del SNTISSSTE, sino a una celda, al igual que su hijo Erick Arturo, su hermano Carlos Fermín, Ulises Cortés, José Luis Garcia y quienes durante los últimos doce años le solaparon un enriquecimiento escándalos que garantiza, creen, el futuro económico de algunas generaciones de su familia. De ese tamaño ha sido el robadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button