Agenda Propia

Hilario Ramírez no reconoce resultado de elección de dirigentes del SNTISSSTE

Denuncia que quieren arrebatarle el triunfo, y cuestiona a Norma Liliana Rodríguez Argüelles el derroche de dinero de los trabajadores. El diferendo se resolverá judicialmente.

Por El Pordiosero

 

La elección de dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), se definirá en tribunales, tras que Hilario Ramírez Chávez, candidato a la presidencia de la planilla verde, afirmó que no reconoce los resultados del comité nacional electoral. Tenemos evidencias que con tal de mantener el control de la organización, se utilizó no sólo la estructura sindical, sino también dinero de los trabajadores, señaló.


 

Y denunció: “nos quieren arrebatar el triunfo”.

 


En un videomensaje difundido la tarde de este jueves 26 de mayo, manifestó que durante el proceso electoral se hicieron de pruebas suficientes, para permitirle asegurar que hubo desde compra de votos, hasta amenazas con la intención de influir en el ánimo de los trabajadores “en beneficio de la candidata de la planilla azul”.

 

Ramírez Chávez, candidato de la planilla verde a la presidencia sindical, volvió a preguntar: “¿por qué el derroche?¿De dónde tanto dinero?”, tras señalar que la lucha por la democratización de ese sindicato continúa, y llamar a sus simpatizantes a que se mantengan vigilantes.

 

 

También Norma Liliana Rodríguez Argüelles, en un mensaje ratificó haber ganado con más de 30 mil votos, por lo que dijo que esperaba que el comité electoral le entregara la constante de ganadora. Vamos a trabajar duro, expresó.

 

 

Desde temprano, voceros oficiosos de la planilla azul, anunciaron el triunfo de Rodríguez Argüelles con 54 por ciento de los votos y una participación del 74 por ciento de los casi 80 mil trabajadores de base del ISSSTE, lo que carece de sustento. Minimizaron el número de votos anulados, aún cuando en realidad se situaron muy cerca de la diferencia entre los dos candidatos.

 

Al mediodía, el presidente del comité nacional electoral, Alberto Noé Berumen, pretendía que fuera firmada al acta en la que se oficializaría el triunfo de Rodríguez Argüelles, sin que hubiese terminado el cómputo de los votos. Sin embargo, Alicia Aranda Mejía y Juan Arturo Aguirre Huerta, secretaria y representante de la planilla verde ante ese órgano, se negaron a hacerlo y se retiraron de la sesión.

 

Desde el inicio del proceso electoral hubo una diversidad de violaciones estatutarias, incluidos actos anticipados campaña. Ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje fueron ya presentadas dos demandas: la primera de nulidad contra la reforma estatutaria de febrero y de la convocatoria al congreso de 7, 8 y 9 de junio -donde tomará protesta la nueva dirigencia electa-, y la segunda por actos anticipados de campaña de la planilla azul.

 

En la demanda de nulidad de la reforma estatutaria de febrero y de la convocatoria al congreso, fue firmada por dos trabajadores afines a Ramirez Chávez. El argumento central es que la toma de nota o reconocimiento gubernamental a la segunda gestión de Luis Miguel Victoria Ranfla, concluyó el 4 de mayo de 2021, y el estatuto sindical vigente no contemplaba -el actual tampoco lo hace- ampliación de la gestión bajo ninguna excepción -incluida la pandemia de Covid-19-.

 

Va más allá y establece que la ampliación en las gestión sindical autorizada por el TFCyA, no sólo carece de fundamento legal, sino que implica una indebida intromisión en la vida de la organización prohibida por el Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

En el caso de la demanda relativa a los actos anticipados de campaña de Norma Liliana, también iniciada por cercanos a la planilla vede, ofrece pruebas del pleno del 11 de abril del comité ejecutivo nacional, en el que varios integrantes de la dirigencia le externaron públicamente su apoyo como candidata, por lo que al formar parte de su planilla, configuran el ilícito -entre otros lo hicieron Roberto Gomez y Mario Armando Ordaz Santos, entre otros-.

 

En esa demanda se incluyó el video del conjunto musical La Sonora Santanera, en el que llaman a votar por la candidata de la planilla azul. Y también el mitin de apoyo en favor de Norma Liliana frente a las instalaciones del SNTISSSTE el 27 de abril.

En la tres casos que consideran actos anticipados de campaña, se efectuaron antes que fuera emitida la convocatoria al proceso electoral -únicamente se había dado a conocer la convocatoria al congreso de toma de posesión-.

 

Ahora bien, durante el proceso electoral se detectó la participación de funcionarios de las direcciones normativas de Administración y finanzas y de la médica, pese a que el director general del ISSSTE, Pedro Mario Zenteno Santaella había ordenado que fueran respetuosos y no intervinieran.

 

En el inicio de la campaña de Norma Liliana, realizó un evento en el edificio de la Delegación Estatal del instituto en Nuevo León, con la participación de los subdirectores de Administración y Médico, sin que hasta ahora ni Almendra Lorena Ortiz Genis ni Ramiro López Elizalde hayan aplicado sanciones.

 

Además, sorpresivamente no fueron suspendidos movimientos escalafonarios ni otorgamiento de plazas de base, con la intención de beneficiar a la candidata de la planilla azul.

 

Pese a que los voceros de Norma Liliana sostienen que ganó con más de 7 mil votos de diferencia, la realidad es que fue apenas del orden de los 3 mil -una cantidad similar fueron anulados-.

 

En el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, la planilla verde de Ramírez Chávez  superó por casi 2 a 1 en votos a la azul: 825 por 487 y 202 nulos, para un total de 1514.

 

Curiosamente la sección III “Clínicas de medicina familiar”, de la que surgió Mario Armando Ordaz Santos, candidato a vicepresidente con Norma Liliana, sólo la planilla azul obtuvo 1936 votos -es decir superó los que en total se emitieron el hospital emblema del ISSSTE-.

 

Lo que le resultó muy caro a la candidata triunfadora, fue la inclusión de los hermanos Francisco Enrique y Erick Arturo García Salamanca, como secretarios de acción juvenil y de Estancias de Bienestar Infantil -¿pasarán un examen antidoping?-, tras la contundente derrota que obtuvo en el área de la sección que es cacique en declive el papá, Francisco García Culebro desde hace más de 35 años y que le ha permitido un escandaloso enriquecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button