Agenda Propia

Los García Culebro, en la planilla de Norma Liliana; ¿le financiaron la campaña?

Los hijos del cacique de la sección de las estancias del ISSSTE, fueron incluidos como secretarios de acción juvenil y de estancias de bienestar infantil, pese a ser prototipos de la corrupción galopante en ese sindicato

Por El Pordiosero 

 

La inclusión de los hijos de Francisco García Culebro en la planilla azul que postula a Norma Liliana Rodríguez Argüelles, confirmó las sospechas que la candidata a la presidencia del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE),  financió su campaña con dinero de la comisión nacional de auxilios.


 

Los dos hijos del patriarca en declive, están propuestos para ser titulares de secretarías en la planilla azul: Francisco Enrique García Salamanca Varela, fue incluido como secretario de acción juvenil -su suplente es Claudia Elizabeth Hernández Jiménez-, y Erick Arturo García Salamanca, para la Secretaría de Estancias de Bienestar Infantil -su suplente es Pamela Dominique Aguilar Figueroa-.

 


Incluso en el cierre de campaña de la planilla azul realizado el lunes 23 de mayo, el hermano mayor de los García Salamanca Varela se tomó varias fotografías -¿pasaría un examen antidoping?-, en lo que fue interpretado como un gesto para mostrar cercanía con Norma Liliana.

 

Independientemente de confirmarse que de ganar Norma Liliana las elecciones por la dirigencia sindical de los trabajadores del ISSSTE este miércoles 25 de mayo, protegerá a la familia de los García Culebro, pese a las sospechas que se enriquecieron escandalosamente con el manejo corrupto del multimillonario fondo de la comisión nacional de auxilios.

En los últimos cinco años, esa comisión ha sido presidida por Erick Arturo García Salamanca Varela, mientras su papá se ha desempeñado como su tesorero. En ese tiempo, pese a aportaciones quincenales de unos 80 mil trabajadores -81.41 pesos- y los réditos que genera el fondo, este en lugar de crecer, disminuyó, pues en marzo de 2017 sumaba 983.5 millones de pesos, y en en marzo de este año alcanzó sólo 946.6 millones de pesos.

 

Sólo entre noviembre de 2021 y marzo de este año, el fondo de la comisión se redujo en casi 30 millones de pesos. A la par, se ha documentado la compra de una lujosa residencia ubicada en Avenida de las Fuentes número 741, en la colonia Jardines del Pedregal, por la que el patriarca García Culebro habría pagado unos tres millones de dólares.

 

La inclusión de Francisco Enrique, Pamela Dominique y Claudia Elizabeth, es un elemento para retirarle el registro a la planilla azul o de anular la elección, debido a que los tres integran el comité electoral en la sección VI “Estancias de Bienestar Infantil”. Es decir, son juez y parte.

 

En la planilla de Norma Liliana, la secretaria general de la sección IV “Clínicas de especialidades”, Lucía Dolores García Rojas, fue incluida como candidata a la Secretaría de Acción Femenil. Renunció, violando el artículo 167 del estatuto sindical, a la secretaría del comité nacional electoral, una irregularidad solapada por Alberto Noé Berumen -¿cree garantizar así la aviaduría de su esposa Rosaura López Jardón?-.

La señora García Rojas es también presidenta del comité electoral de su sección, mientras Gabriela Eugenia Barragán Galindo -hija de Guillermina Galindo, asesora de Luis Miguel Victoria Ranfla, presidente saliente del SNTISSSTE- y José Antonio Sandoval Cruz, quienes son los secretarios, están propuestos como presidentes del comité nacional de vigilancia y de la comisión de honor y justicia, respectivamente, lo que implica una violación grave a la imparcialidad en el proceso electoral.

 

Otro caso sobresaliente en la planilla azul, por el marranero que hacen de las primeras elecciones democráticas en ese sindicato, fue la propuesta de Arturo Cirilo Miranda Romero, para que sea secretario de bolsa de trabajo en los estados. Sólo que es actualmente secretario suplente -el titular es Jorge Ángel González Apodaca– del comité nacional electoral. Y Noé Berumen haciendo genuflexiones, que es lo único que ha aprendido muy bien, porque ni por equivocación reviso la integración de la planilla azul.

 

En la presidencia de la comisión nacional de auxilios, fue propuesto Alberto Ricardo Ortega Campos, secretario general de la sección del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, quien es presidente del comité electoral en la sección sindical del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”. La tesorería, en caso de ganar la planilla azul, la ocuparía María de los Ángeles Alvarado Santos, ex secretaria general de la sección IV “Clínicas de especialidades”, allegada a Victoria Ranfla.

 

En la planilla verde, Alicia Aranda había sido incluida como presidenta de la comisión de auxilios y delegada ante la FSTSE. Al ser secretaria en el comité nacional electoral, el presidente de ese órgano hizo notar el conflicto de interés, por lo que ella declinó a esas posiciones.

 

Otra ex secretaria general de la sección de la que es cacique desde 1987 Victoria Ranfla, propuesta para ser secretaria de la Comisión Nacional de Honor y Justicia, es Hilda Cruz Tornez -perdedora en las elecciones de febrero pasado- la que presidiría su hijo José Antonio Sandoval Cruz. El nepotismo, para Norma Liliana, no tiene importancia.

 

Otro caso de nepotismo: Luz Erika Pérez Tovar fue incluida como secretaria de promoción turística, mientras su esposo Hipólito Cienfuegos Ramírez, presidiría la comisión de promoción turística. Todo quedaría en familia.

 

Para la candidata de la planilla azul a la presidencia del SNTISSSTE, pocas cosas parecen merecer su atención: a Mario Armando Ordaz Santos lo incluyó como candidato a la vicepresidencia, pese a los antecedentes que lo persiguen: la “roqueseñal” sexual contra Marisol Galindo, el encubrimiento por la venta de plazas a Silvia Patricia Hernández Vidales, hija de Juan Noé Hernández Pérez -secretario general de la sección general III “Clínicas de medicina familiar”, propuesto como secretario de deportes-.

 

Incluso forma parte de la planilla azul para integrar el comité ejecutivo nacional, el cuestionado oficial mayor sindical, Raúl Arellano Sánchez, quien de ganar sería secretario de asuntos del grupo operativo, administrativo y servicios. Él es uno de los nuevos ricos en la larga gestión de nueve años de Victoria Ranfla.

 

También forman parte de, equipo de Norma Liliana, personajes ligados al presidente saliente: Arturo Delgado Gómez y Susana Jiménez López -presidente y secretaria en la Comisión Nacional de Salud en el Trabajo, respectivamente- y Alicia Guzmán Olvera, secretaria en la Comisión Nacional de Ajustes y Presupuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button