Agenda Propia

Victoria Ranfla buscaría reelección, y tolera cañonazos para revertir derrota en sección VI

Pese a sus pésimos resultados en la elección de delegados al congreso de reforma estatutaria, por el hartazgo de trabajadores, intentaría mantener liderazgo hasta 2026

Por el Pordiosero 

Pese al hartazgo de los trabajadores por la falta de resultados en los últimos nueve años, y que explica los fracasos de Luis Miguel Victoria Ranfla en la elección de delegados al congreso extraordinario de reforma del estatuto del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE). Aun así, parece que no ha descartado totalmente buscar una nueva reelección hasta 2026, mientras se hace el disimulado de los millonarios cañonazos que la familia de Francisco García Culebro oferta para revertir su contundente derrota en la sección VI EBDI’s con dinero de la comisión de auxilios.

El patriarca del clan García Culebro está empeñado en hacer delegado al congreso seccional -a realizarse este lunes 14 de febrero y que elegirá la representación al congreso nacional- a su hijo Erick Arturo García Salamanca Varela, para garantizarle posición en la dirigencia sindical los próximos cuatro años.


A través de uno de sus incondicionales, Erasmo Herrera Enríquez, le ofrecieron un millón de pesos a Israel Cruz -quien le ganó la mayoría en el Departamento de Acción Social en la Delegación Sur de la Ciudad de Mexico-, para que les otorgue su voto.

También utilizan los servicios de Pamela Dominique Aguilar Figueroa -quien igual perdió en ese mismo departamento- para chantajear a familiares de delegados que resultaron triunfadores. Lástima que sea una mujer guapa, pero muy corrupta.

La planilla verde de oposición en la sección VI “Estancias de Bienestar Infantil” (EBDI’s), ganó 87 delegados, por sólo 28 de la oro de los García Culebro. Una victoria contundente.


Mientras Victoria Ranfla sopesa buscar una nueva gestión al frente del SNTISSSTE. Electo por vez primera en mayo de 2013 presidente de esa organización, cuatro años después justificó su reelección -rompió una tradición que la prohibió durante 58 años- con el pretexto baladí que lo pedía el entonces director general del instituto, José Reyes Baeza. En realidad fue un pretexto para justificar ambiciones grupales ajenos a los intereses de los trabajadores.

En efecto, detrás de esa reelección estuvieron personajes como Ricardo Luis Antonio Godina -ex vocal ejecutivo de FOVISSSTE– y Alfredo Villegas -alter ego de Joel Ayala, presidente de la central burocrática FSTSE-, quienes en 2017 se asumieron como sus jefes de campaña, así como Luis Francisco Molleda Cámara y Sergio “El pollo” Moreno -durante años los principales proveedores de uniformes para los trabajadores del instituto-.

¿Cómo justificar un nuevo intento de reelección sin resultados en favor de los trabajadores?¿Por el hecho que la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles no logró consolidar su precandidatura a sucederlo y la oposición le arrebató muchos votos en su centro de trabajo, la Clínica de Especialidades “Churubusco”?

Vayamos por partes:

1.- Las condiciones generales de trabajo que regulan las relaciones laborales en el ISSSTE, no se revisan desde 2012 -el presidente del Sindicato era José Luis Rodríguez Camacho, lo que ya es mucho-, lo que implica, ente otras cosas, que prestaciones económicas se hayan deteriorado a causa de la inflación al mantenerse sin aumento en los últimos 10 años.

La reelección del dirigente sindical que presumía una cercanísima relación con el director general del instituto -con frecuencia publicitaba fotografías acompañándolo en giras de trabajo-, no le sirvió para gestionar mejores condiciones laborales para sus 75 mil representados.

2.- Unos días después que Florentino Castro Ventura fue designados director general del ISSSTE en sustitución de Baeza -quien perdería las elecciones de senador por Chihuahua como candidato del PRI en 2018-, Victoria Ranfla publicó en sus redes sociales, fotografías en las que juntos dieron el banderazo de salida de los camiones que llevaban los uniformes que se entregarían a los trabajadores.

Ese fue el ultimo año que se dieron uniformes y ropa de trabajo. Sólo que la calidad era pésima, permitiéndole al doctor Pedro Zenteno, entonces director normativo de administración y finanzas y a su subdirector de personal, Javier Huerta Jurado, justificar no entregarlos durante 2019, 2020 y 2021.

El último año en que se había licitado la compra de uniformes y ropa de trabajo, fue en 2017 -se incluyó también 2018-. Las empresas ganadoras fueron, todas, empresas de Luis Francisco Molleda Cámara y Sergio “El pollo” Moreno: TechTex, S.A. de C.V., Siquer Internacional, S.A. de C.V., Grupo Romay, S.A. de C.V., Universo M&C, S.A. de C.V. y SUMMIT AM, S. de R.L. de C.V., a las que en conjunto les compraron prendas por 412 millones 303 mil 204.12 pesos.

Ese consorcio empresarial se consolidó como proveedor de uniformes y ropa de trabajo en eI ISSSTE, durante la gestión del panista Miguel Ángel Yunes Linares en la dirección general en la primera parte del gobierno del presidente Felipe Calderón y se mantuvo con los priistas Sebastián Lerdo de Tejada (qepd), José Reyes Baeza y Florentino Ventura.

Famosa es una fotografía tomada en el Estadio Azteca en 2017, en la que “El pollo” Moreno abraza al presidente del SNTISSSTE, mientras sostiene en otra mano billetes de 500 pesos. Fue posteada por el oficial mayor sindical, Raúl Arellano, en sus redes sociales.

La fotografía fue utilizada durante la campaña de reelección de Victoria Ranfla, al ser colocada en un espectacular ubicado en la esquina de Avenida Insurgentes Centro y la calle Valentín Gómez Farías, a unos metros de las oficinas de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), para denunciar la cercanía que mantiene con los proveedores de uniformes y ropa de trabajo.

A fines del año pasado, a unos días que concluyera la gestión de Luis Antonio Ramírez Pineda en la dirección general, el ISSSTE convocó a licitaciones públicas para la compra de ropa hospitalaria y ropa de trabajo. Entre las empresas ganadoras estuvieron, nuevamente empresas del consorcio de Molleda Cámara y “El pollo” Moreno y otras ligadas a ese grupo.

En el caso de los uniformes y ropa de trabajo, el área requirente fue la Subdirección de Personal, a cargo de Judith Rojas Velasco quien, ha reconocido en pláticas privadas, mantiene una cercana relación con la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles, que hasta antes de los pésimos resultados electorales para Victoria Ranfla se perfilaba para ser la candidata oficial a la presidencia del SNTISSSTE.

3.- Desde mayo de 2009, Francisco García Culebro y su familia, controlan la comisión nacional de auxilios de ese sindicato que les permite el manejo de un fondo que hasta hace unos meses superaba los mil millones de pesos, cuya inversión genera intereses pero que se desconoce a cuánto ascienden y su destino. Victoria Ranfla ha sido omiso en exigir claridad en millones de pesos que pertenecen a los trabajadores.

En los informes bimensuales que el presidente de la comisión, Erick García Salamanca Varela -el patriarca García Culebro es el tesorero- rinde ante la dirigencia sindical, nunca hace referencia a los intereses que genera el fondo ni el destino final.

En enero, el fondo registró una disminución de casi 15 millones de pesos, pese a que los ingresos superaron por 2 millones de pesos los egresos. El asunto no es menor, porque al perder la familia García Culebro -otro de sus hijos, Francisco Enrique García Salamanca Varela, es secretario general y la hijastra Ana Paola Pastrana Varela es la secretaria de finanzas- las elecciones en la sección VI EBDI’s, había sospechas, ahora confirmadas, que han intentado revertir el resultado con cañonazos millonarios, ofertas de plazas, chantajes y amenazas.

Este lunes 14 de febrero, en el congreso seccional, se verá si esa familia alcanza su propósito de darle la vuelta a la decisión de los trabajadores de quitarle al patriarca el control de la sección, el que ha ejercido durante más de 30 años. En caso que lo logren será un escándalo, porque es público y notorio que perdieron de manera contundente; mostraría el grado de corrupción al que se ha llegado en ese sindicato.

¿Es lícito que el multimillonario fondo de la comisión nacional de auxilios del SNTISSSTE se utilice para convertir derrotas en triunfos como pretende la familia García Culebro, aliados de Victoria Ranfla en sus afanes reeleccionistas?

También en la sección 40 “Transportes”, pese a las enormes cantidades de dinero invertidas por Arellano y con el apoyo de José Luis Amézquita, no logró ser delegado al congreso de reforma estatutaria. En Puebla, los simpatizantes de Victoria Ranfla ofrecen cañonazos de 300 mil pesos, para intentar evitar la derrota que tienen garantizada. Son impúdicos.

Ahora bien, en caso que Victoria Ranfla insista en una nueva reelección para mantenerse cuatro años más en la presidencia sindical, ¿que justifica una decisión de esa naturaleza?¿Por eso mantiene en secreto el proyecto de reforma al estatuto que debe ser aprobado por el congreso extraordinario que iniciará sesiones el próximo martes 22 de febrero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button