Datos duros

Bancos los clientes favoritos del outsourcing

La entrada en vigor de las reformas a la ley obligan a las instituciones bancarias a contratar a los trabajadores outsourcing o se quedan sin nadie

BBVA y Banco Azteca son de las únicas instituciones bancarias en el país que tienen a casi el 100 por ciento de sus empleados vía outsourcing y dada la prohibición de este servicio de contratación o se quedan sin trabajadores o los asumen en su nómina para continuar operando.

Otras empresas crediticias que operan en esa modalidad son Inbursa, Scotiabank y Banco del Ahorro los cuales también tienen casi la totalidad de su personal bajo este esquema, en el resto de los bancos el porcentaje cambia y según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el 50 por ciento de sus empleados bancarios en el país llegaron a sus puestos vía el outsourcing.


Entre las principales ventajas para los bancos al utilizar esta vía está deshacerse de los  procesos de selección de personal y trámites de liquidación cuando eran despedidos, situación que cambió con las recientes reformas a la ley, haciendo a las empresas obligados solidarios junto con las outsourcing en asuntos de despido u otras complicaciones con el trabajador, ya que esta dupla resultaba  malévola afectando solo al trabajador.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) registró que de 2018 al 2019 la contratación de empleados bancarios vía el outsourcing se elevó un 18.7 por ciento, lo que pone en evidencia el uso intensivo de este servicio por parte del sector bancario que tendrá que cambiar y a vapor, pues con la entrada en vigor de las reformas aprobadas por el Congreso a la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Infonavit, la Ley del ISR, la Ley del Seguro Social y al Código Fiscal, las empresas tienen un plazo de tres meses para absorber en sus propias nóminas a los empleados subcontratadas, lo cual no les garantiza lugar a todos y prevén que signifique despidos masivos en todo el país.

A su vez, expertos en temas laborales estiman que habrá una precarización de las condiciones de trabajo para quienes se incorporen a las empresas bajo la amenaza de “lo tomas o lo dejas”, que tras el golpe económico y laboral que significó la pandemia por Covid19, para muchas personas seguir trabajando con menos salarios será su mejor opción.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button