Datos duros

Testimonios en un 8 de marzo

“Día Internacional de la mujer”, hacer conciencia de este día por la conmemoración de las que lucharon y las que siguen haciéndolo

por Janne Cantú Aguillón

 

Es importantísimo que las mujeres sean conscientes de esto, pero también es primordial que los hombres lo hagan y cambien la perspectiva que se les ha inculcado.


 

Muchos dirán, pero qué pesada eres contra el machismo, la misoginia, la desigualdad de empleo, la presión social de la belleza, la inseguridad, las muertes, la ciencia con sesgo de género y todas estas circunstancias que vemos día a día en comerciales, en casa, en la escuela, con los amigos, con la pareja, etc…

 


Bueno, podría poner muchísimos ejemplos, pero este que les contaré fue hace unos días y me hizo reflexionar que cada cual debe poner su granito de arena en función de sus posibilidades.

 

Hace unos días vi en Instagram unos carteles que pegaban las adolescentes de secundaria con el hashtag #miprimeracoso , me vino un flashback y pensé en el mío.

 

Tenía quizá 9 años, fui a comprar algo a la tienda que estaba a 2 cuadras de casa, una camioneta estaba estacionada sobre la avenida y un señor dentro de ella, me dijo “niña ven, quiero preguntarte algo”, el señor se estaba masturbando y quería que lo viera. Me asusté muchísimo, fue impactante para mi, y me eché a correr. En la siguiente cuadra pasaba un coche que casi me atropella, me pegué con la llanta delantera derecha.

 

Pobre hombre, se asustaría muchísimo al estar apunto de atropellarme pero al final me tiró la bronca por tonta y se fue. Seguí caminando a casa con doble susto, no comprendía por qué me sentía así, tenía sentimientos extraños, quizá entre vergüenza y miedo, también tenía miedo en contarlo (y no lo hice).

 

Este flashback, me hizo pensar varias cosas:

– ¿Qué hubiera pasado si me hubiera quedado paralizada, cerca de la camioneta sin correr?

– ¿Qué hubiera pasado si el señor me hubiera subido a la fuerza a su camioneta?

– ¿Qué hubiera pasado si hubiera sido una niña desaparecida más?

 

Esos “que hubiera pasado”, son los que agradezco a la lucha feminista a visibilizar y poder manejar con mayor fortaleza, conciencia y educación las circunstancias que pasamos las mujeres día a día. Sé que esas niñas que están hoy se educan con visión feminista, tendrán mejores herramientas para la vida misma.

 

Por cierto, las adolescentes describían situaciones como: tocamientos en los camiones, acoso verbal, abusos sexuales de familiares y profesores, tener sexo con su pareja como demostración de amor, etc… ¿te suena? Pues a mi sí, muchísimo.

 

Por eso el 8M no se felicita a la mujer, por el hecho de ser mujer. Es toda una lucha de guerreras por nuestros derechos, por una visión diferente a la que nos implanta la sociedad, es una lucha constante.

 

Y aprovecho para poner en alto a una mujer que me ha hecho la mujer que soy con sus valores. Esa mujer que ha hecho cambios importantes en los últimos años por una nueva visión de amor así misma y hacia los demás, que ha pasado mil obstáculos para darme todo lo bonito que tengo en mi ser y que sigue demostrándome que no importa la edad, ni las circunstancias. Sé que ha sido difícil para ti hacer los cambios que decidiste estos últimos años, pero madre hermosa, lo hiciste y a todos nos das un ejemplo de fortaleza y amor.

 

Madre hermosa, gracias por tanto. ¡Te admiro tanto y serás mi heroína siempre.

 

¡Está lucha es por mi madre, mis primas, mis tías, mis abuelas, mis sobrinas, mis amigas, por las que ya no están…por todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button