Opinión

De memoria

Como escopetas, cargadas y en el rincón…

por Carlos Ferreyra
El don. Si, los miembros de Morena oficial han sido tocados por las divinidades que les han otorgado ese bien sagrado que es el don, la capacidad para anticipar y aprovechar los beneficios, las buenas nuevas.
El campeón es, lo habrá adivinado el lector, YSQ que todos los días nos surte, sin tregua alguna, de toda suerte de absurdos y falacias, casi siempre graves y otras definitivamente mensas como una de las más recientes: al referirse a un acto delictivo cometido flagrantemente, habló de un delito “fragante” o sea fresco, perfumado y por lo mismo grato.
Triste el papel al que confina a las mujeres a las que, sabido es, tiene en poca estima. Los feminicidios no son prioridad y toda suerte de apoyos a madres solteras han sido cancelados. Se opone al aborto terapéutico o sólo necesario. ¿Mujeres? ¡Fuchi, caca!
Para los desmentidos y la exposición de lo que en su yo íntimo considera mentiras públicas, usa a una inocente que a su pésima voz ante el micrófono, suma su incapacidad para leer de corrido y para darle ritmo e intención a lo que luego expresa.
Agréguenle la falta de sensibilidad cuando YSQ se burla de tales fallas para justificarlas, pero con un dedo enhiesto y la boca en torcido gesto sonriente, gracioso, supone.
De la falta de dignidad de quien así se somete hablarán otros. Me limito a informar que en este caso tiene un precio mensual, 80 mil pesos, y la vanidad de saberse contemplada así sea por la jauría de acríticos solovinos.
La secretaria de Seguridad Pública, querida ex compañera de oficio, muestra el cambio ético de su vida profesional. Con ese don de oportunidad, habla y explica que los homicidios en México han disminuido.
Me dicen, sólo leí su declaración básica, que sin un gesto de duda aseveró que la disminución fue del 50 por ciento.
Sobre la funcionaria una brillante corona con un número: 107 mil asesinados en tres años, 65 mil en el sexenio más violento, Enrique Peña Nieto. Y poco menos al comenzar la guerra abierta contra el narco.
En la mano, el cetro dorado con otra orla brillante: 56 periodistas asesinados en el pejeato, ningún caso resuelto y puede asegurarse ni siquiera investigado.
México, el país más letal para el ejercicio del periodismo. Los crímenes encubiertos, explicados y justificados, son atribuidos a la delincuencia organizada, en este caso entendida por narcos, secuestradores, asaltantes… la otra delincuencia organizada, gobiernos y partidos políticos tienen participación en los crímenes pero ni una ni otra son punibles.
Y a propósito, ¿asistirá YSQ al siguiente cumpleaños de Ovidio? No puede hacerle el desaire a la abuela, por la que ha mostrado una veneración y respeto que lo ha hecho visitar en dos ocasiones Badiraguato y construir una moderna carretera con acceso a la residencia familiar del Chapo.
Si va, de paso puede ganarse cinco millones de panzas de rana, aunque a lo mejor pierde más si los chapos cortan suministros.
Y de nuevo a propósito de… se dijo que tras un doble incidente protagonizado por la ex miss Nayarit, la esposa de YSQ decidió salir del Palacio Virreinal y regresar a su modesta vivienda en Coapa.
El hecho es que no se le ha visto sino efímeramente y en imaginario viaje por un tren al aeropuerto de la torre de Piza, toda chueca aunque la han enderezado mucho.
A la nayarita se le ha visto acompañada de Nieto, el verdugo fiscal defenestrado y sustituido por otro vividor, Pablotas. La razón de haber sido corrido, podría encontrarse en lo que popularmente se llama pedalear las bicicletas ajenas. Por cierto la foto es de Evelyn, otras de las bicis del Señor.
Sobre las acusaciones contra Nieto por riquezas explicables pero no justificables honorablemente, no hay cuidado, lo caido, caido, sin acentos.
Ni hablar me encanta el chisme, en una reencarnación pediré salir periodista de espectáculos. Hoy no, los argüendes del poder son más sabrosos, indecentes y descarados que los de la farándula…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button