Perlas sueltas

18 de mayo, elección de dirigentes del SNTISSSTE; TFCA sin registrar nuevo estatuto

 El tribunal de conciliación registrará el martes 5 de abril la reforma estatutaria, porque fue necesario corregir fallas; este jueves 31 de marzo, el pleno de la dirigencia sindical pretendería llamar a congreso y elecciones, lo que legalmente no es posible. 

• La elección de dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), pudiera realizarse el próximo 18 de mayo. Los ganadores -la planilla de Norma Liliana Rodríguez Argüelles o de Hilario Ramírez Chávez– tomarían posesión seis días después, en el congreso a realizarse el 24 de mayo.

 


• La propuesta, que según esto el presidente saliente del SNTISSSTE, Luis Miguel Victoria Ranfla, pretendería someter a consideración del pleno del comité ejecutivo nacional este jueves 31 de marzo, no puede ni siquiera ser discutida, debido a que la reforma al estatuto sindical no ha sido aprobada por el tribunal de conciliación. La convocatoria se publicaría el 28 de abril.

 

• Al parecer también se tenía la intención de someter a votación del pleno el calendario electoral. El artículo 165 fracción I inciso a) del nuevo estatuto, señala que al comité electoral nacional le corresponde emitir la convocatoria a elecciones, definir fechas en que los trabajadores votarán, registro de planillas, impugnaciones de planillas y de padrones y de resultados, periodo de campaña y de declaratoria de ganadores, entre otros.


 

• Victoria Ranfla y su séquito de aduladores, elaboraron un calendario electoral que excede las atribuciones del comité ejecutivo nacional. El comité electoral nacional es presidido por un genuflexo Alberto Noé Berumen, y lo integran además la precandidata, la señora Norma Liliana Rodríguez Argüelles; Luz Ericka Pérez y Lucía García Rojas y Jorge Ángel González Apodaca.

 

• La integración de ese órgano electoral es tan disparejo, que sólo Hilario Ramírez Chávez no forma parte del grupo de incondicionales de Victoria Ranfla, lo que induce a sospechar de decisiones parciales para perjudicar la planilla de oposición de este. De no ser cuidadosos, la elección se puede judicializar, lo que generaría una crisis de consecuencias graves.

 

• Por la integración del comité electoral nacional, existen evidencias que el grupo de la precandidata de Victoria Ranfla, emprendió la recolección de firmas para el registro de su planilla -poco más de 16 mil de 24 secciones sindicales, por lo menos- con los formatos que autorizará ese órgano electoral. ¿Proceso equitativo y democrático?

 

• De acuerdo con el calendario que Victoria Ranfla tiene ya elaborado, la convocatoria a elecciones se publicaría el 2 de mayo, el registro de planillas sería del 3 al 5 de mayo, el 7 fecha límite para impugnar planillas y padrones, y el 16 de mayo deberían concluir las campañas.

 

• Sólo que las reformas al estatuto, aprobadas por el congreso extraordinario -realizado entre el 22 y 24 de febrero- no han sido aprobadas por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitrajes. Por tanto, el pleno del comité ejecutivo nacional no podría aprobar la convocatoria a congreso nacional ni el calendario electoral, en caso que se presenten a discusión.

 

• Por lo que se sabe, el nuevo estatuto del SNTISSSTE contenía una serie de errores graves que fue necesario corregir para evitar que fuera definitivamente rechazado. El pleno de magistrados del TFCyA pudiera otorgarle el reconocimiento gubernamental en su sesión del próximo martes 5 de abril.

 

• De confirmarse lo anterior, Victoria Ranfla tendría que convocar a un pleno extraordinario de la dirigencia nacional para someter a consideración el proyecto de convocatoria a congreso nacional, exclusivamente.

 

• Ahora bien, para el pleno de este jueves 31, al parecer se habría pedido a simpatizantes de la candidatura de Norma Liliana, que acarrearan trabajadores a las instalaciones sindicales -en la entrada de la Unidad Habitacional “Fuentes Brotantes”-, para el destape formal, pese a que no ha iniciado el proceso electoral.

 

• Por cierto, la precandidatura del abogado Hilario Ramírez Chávez presenta una debilidad: su suplente en el consejo electoral nacional es Alicia Aranda, secretaria general de la sección 1 “Oficinas centrales”, con una limitada capacidad argumentativa y desconocimiento de la situación actual de la mayoría de las secciones.

 

• La señora Aranda ha sido temerosa en exceso en la relación institucional con el jefe de recursos humanos de la Delegación de la Zona Norte del ISSSTE en la CDMX, Santiago Tapia, a quien se le hacen señalamientos de complicidad con el secretario general de la sección III “Clínicas de medicina familiar”, Juan Noé Hernández, en supuesta venta de plazas.

 

• Está documentado que Silvia Patricia Hernández, hija del dirigente seccional -uno de los más importantes apoyos de la precandidatura de Norma Liliana Rodríguez Argüelles-, no sólo vendió plazas de base, sino también movimientos escalafonarios y cambios de centros de trabajo, lo que representa la comisión de delitos. ¿Eso no le causa risa al papá?

 

• Además de hacer gala de ser hija de quien es, para darles seguridad a sus víctimas, entregaba copia de su credencial de elector, CURP y en algunos casos de su acta de nacimiento. Logró ingresos por más de seis ceros, dinero que su papá había dicho que él regresaría, pero que olvidó con el paso del tiempo. Corrupción que debió ser perseguida penalmente, pero fue encubierta por Mario Armando Ordaz, Rafael Salamanca… y ahora la doctora Rodríguez Argüelles y Victoria Ranfla.

 

• Juan Noé Hernández a través de Julio Huerta -¿perfil falso?-, es de los más críticos de la precandidatura de Ramírez Chávez, olvidándose que también su esposa, Norma Leticia Pérez Villanueva, enfermera general  titulada “A”, además de gozar de comisión sindical desde 2017, fue beneficiada con un escalafón -movimiento impugnado, por cierto- en noviembre de 2020.

 

• Tan deleznable lo que el secretario general de la sección III “Clínicas de medicina familiar” hace, como que la señora Aranda -ex secretaria privada de Luis Miguel Victoria-, pretexte “está muy complicado” para torpedear derechos de los trabajadores. Olvida esa argumentación cuando de sus familiares se trata: su hija Diana escalafonó en la plaza de Apoyo Administrativo en Salud A-2 con turno opcional que ocupaba, sin necesidad de trámites burocráticos.

 

• La secretaria general de la sección I “Oficinas centrales” será un flancito por sus limitaciones para Alberto Noé Berumen, Jorge Ángel González Apodaca, Lucía García Rojas y Luz Ericka Pérez en el comité electoral, todos impuestos por Victoria Ranfla y que los utilizará para evitar impugnaciones contra su candidata, Norma Liliana.

 

• Grupos importantes de trabajadores -por lo menos en la CDMX- ya detectaron que la candidatura de la doctora Rodríguez Argüelles es imposición de Victoria Ranfla, por lo que la identifican como “la ranflita”…

 

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button