Perlas sueltas

¿Candidata a liderazgo de SNTISSSTE en lujosos cruceros? Le exigen rinda cuentas

El candidato de la planilla verde a la presidencia sindical, Hilario Ramírez Chávez, sugirió que se percibe corrupción en manejo de aportaciones de trabajadores.

  • La confianza en la transparencia de elección de dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), parece haberse pedido por decisiones erróneas del comité nacional electoral; provocaron la desconfianza pública del candidato de la planilla verde a la presidencia, Hilario Ramírez Chávez, que ve una tendencia a favorecer a su contendiente Norma Liliana Rodríguez Argüelles.

 

  • La designación de Ernesto Pacheco, un jubilado que los últimos nueve años fue asesor del presidente sindical saliente, Luis Miguel Victoria Ranfla, como secretario técnico -en sustitución de Ulises Cortés Sagredo que fue incorporado a la planilla azul- y la suspensión de actividades cuando corría término para la presentación de impugnaciones, exacerbaron los ánimos.

 


  • “Su actuación no será imparcial y transparente”, planteó Ramírez Chávez al referirse a Pacheco, lo que debiera ser suficiente para que Alberto Noe Berumen, presidente del comité promoviera su remoción, porque además viola el estatuto sindical que establece que el SNTISSSTE está integrado por trabajadores en activo y en receso, más no por los jubilados.

 

  • Ademas, el aspirante al liderazgo sindical calificó de “auténtico cochinero” la actuación de ese comité que, denunció, violó la convocatoria a las elecciones al suspender sus actividades un día antes del término para presentar impugnaciones contra el registro de las planillas, por lo que solicitó a un notario público que diera fé de esa irregularidad

  • La fé notarial era fundamental para acreditar ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, la violación a los términos de la convocatoria. El comité nacional electoral carece de facultades para introducir modificaciones, por lo que con su actuación dañó de manera irreparable la confianza y la imparcialidad.

 


  • Parece claro que la suspensión de labores el sábado 14 de mayo, tuvo la intención de impedir que la planilla verde presentará impugnaciones contra Norma Liliana por actos anticipados de campaña y demandara la cancelación del registro de su planilla y por tanto de su candidatura.

 

  • El comité nacional electoral ha sido en exceso permisivo con la planilla azul: permitió que Luz Erika Pérez Tovar dejara de ser su integrante -electa durante el congreso extraordinario del SNTISSSTE de febrero-, para convertirse en representante de esa planilla. El conflicto de interés es evidente.

 

  • Fue también omiso en la renuncia de Lucía Dolores García Rojas -quien asumió como titular al convertirse Norma Liliana en candidata a la presidencia sindical- con lo que dejó cojo al comité nacional electoral. Ni siquiera una llamada de atención, lo que confirma la genuflexión de Noé Berumen ante Victoria Ranfla.

 

  • La candidata de la planilla azul mereció también críticas de Ramírez Chávez, al cuestionar la opacidad en el manejo que hizo los últimos cinco del fondo de previsión, al no informar los instrumentos financieros en que está invertido y los réditos mensuales que genera. “Los trabajadores perciben que hay corrupción en el manejo de esos dineros”, fustigó.

 

  • Norma Liliana se salió por la tangente: desde 2014, dijo en una visita a Tlaxcala, se transparentan los dineros públicos que el SNTISSSTE recibe -sobre todo donativos que le hacía el ISSSTE-. Las cuotas sindicales aportadas por los trabajadores no entran en ese rubro al ser recursos privados.

 

  • La candidata está aferrada en no informar a cuánto asciende el fondo de previsión integrado con el cinco por ciento del total de las cuotas sindicales, pese a las dudas que genera que con parte de ese dinero haya financiado la compra de la casa de la calle Cerrada Nicolás San Juan número 21, Colonia del Valle y los costosos viajes en crucero realizados en Estados Unidos -de ambos casos presentamos fotografías-.

 

  • En redes sociales de la candidata, hasta hace unas semanas se posteaban no sólo fotos de sus viajes a Estados Unidos -el último fue a finales del año pasado-, sino también en cruceros, en los sitios más exclusivos, como la “zona promenade” de la naviera Royal Caribean.

 

  • “La zona Promenade -señala en la publicidad la naviera- es un área interior exclusiva y única de Royal Caribbean y que solo podrás encontrar en los barcos de la clase Oasis, la clase Freedom y la clase Voyager. Consiste en una galería interior, un bulevar donde se encuentran todas las tiendas del barco y donde se lleva a cabo gran parte de la vida social a bordo”.

 

  • En una de las fotos posteadas, la candidata aparece junto a su hija, en lo que parece la cubierta de un barco. Al fondo se ve una imponente embarcación. En la parte superior de la gráfica está el nombre “Liliana Rodríguez Argüelles” y su fotografía grata. Fue subida a la red en domingo.

 

  • ¿Puede haber confianza en una elección cuando el órgano de la realización y de contar los votos votos es dominado por uno de los contendientes? Parece una obviedad: no.

 

  • En febrero pasado, en las elecciones para delegados al congreso extraordinario de reforma estatutaria del SNTISSSTE, por vez primera en más de 30 años, el cacicazgo de Francisco García Culebro en la sección VI “Estancias de Bienestar Infantil”, fue derrotado de manera contundente por una emergente plantilla verde encabezada por José Manuel Sebreros, Miriam Ruiz y Mónica Alonso de la Rosa.

 

  • Entre los derrotados de esa elecciones, estuvieron Paola Dominique Aguilar Figueroa -su hermana Ana Sofía desde hace años vive en Francia, pese a lo cual se le mantiene comisionada sindicalmente-, cercana en los afectos de Erick Arturo Garcia Salamanca Varela, encargada de cuidarlo cuando rinde tributo al Dios Baco.

 

  • Resulta que junto con el secretario general seccional, Francisco Enrique García Salamanca Varela -el hijo mayor del patriarca, aliado de Norma Liliana, por cierto- y Claudia Elizabeth Hernández Jiménez, integran el comité electoral seccional. ¿Serán objetivos en reconocer un nuevo triunfo de la plantilla verde…?

 

  • Muchos se preguntan si el patriarca disfruta ya de su periodo prejubilatorio, pues cuando era el todo poderoso, gritaba a los cuatro vientos que tramitaría su jubilación cuando fuera derrotado en una elección. Cumplió ya 52 años de servicio, de los cuales la mayor parte ha gozado de comisión sindical.

 

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button