Datos duros

Denuncian abuso laboral y violación de sus derechos humanos a trabajadora del ISSSTE en Baja California Sur

A unos días  en el puesto de subdelegado de administración de finanzas Jesús Ignacio Inzunza Tamayo, es denunciado por violentar los derechos laborales y humanos a trabajadora

Una nefasta etapa de terrorismo laboral y violación de los derechos humanos se ve llegar a la representación del ISSSTE en Baja California Sur con el arribo a la subdelegación de Administración de Jesús Ignacio Inzunza Tamayo quien, a solo unos días de ostentar ese nuevo puesto, pisotea la dignidad y la trayectoria de una trabajadora del área de Finanzas perteneciente al Sindicato Independiente de Trabajadores del ISSSTE (SITISSSTE).

 


Fue la propia trabajadora a quien sus derechos laborales le fueron vulnerados, quien lo dio a conocer por medio de un escrito que trascendió a nivel nacional, en el que manifiesta que el pasado 11 de mayo de 2022 por la mañana fue requerida por el jefe de Recursos Humanos de la representación del ISSSTE, ubicada en La Paz, Baja California Sur, quien le indicó que por instrucciones del subdelegado de Administración, Jesús Ignacio Inzunza Tamayo, tenía que firmar su baja por renuncia a la plaza toda vez que él necesita la plaza para asignársela a otra persona.

 

Agrega la trabajadora agredida en su dignidad y sus derechos adquiridos a través de los 10 años que lleva prestando sus servicios en esta institución, que el jefe de Recursos Humanos le comentó que le ofrecían otra plaza en el Hospital General La Paz pero que esta plaza no era definitiva sino temporal, y que quedaba a consideración del subdelegado de Administración si se le continuaba dando ese lugar o no.


 

En su escrito ella manifiesta que definitivamente se opuso a firmar la baja por renuncia a su plaza que venía desempeñando desde hace 10 años en diversas áreas del departamento de Finanzas sin tener alguna justificación que ameritara su despido, además de ser afiliada al SITISSSTE cumpliendo puntualmente con sus cuotas sindicales.

 

Al ver que ella se negaba a firmar su renuncia, fue el mismo subdelegado de Administración, Jesús Ignacio Inzunza Tamayo, quien la llamó a su oficina para presionarla e intimidarla para que firmara su renuncia, con la promesa incluso de una plaza de base. Al ver que no logra su objetivo, Inzunza Tamayo le dice que de cualquier forma hará uso de su plaza porque ya tiene a la persona a quien se le destinará ese espacio laboral.

 

Extraoficialmente trascendió que el nuevo subdelegado de Administración, Inzunza Tamayo, a la vieja usanza desplazó a una trabajadora de impecable trayectoria para poner a un incondicional, llamado Ariel Vilchis, para colocarlo como su “secretario particular”, violando la actual estructura laboral del ISSSTE basada en la austeridad impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y en la que se encuentra inmersa el Instituto. Está claro que los subdelegados no tienen la facultad de contar con un “secretario particular” que sí existía en el viejo esquema donde el delegado estatal era la máxima figura representativa, esquema que, al parecer, quiere revivir Inzunza Tamayo.

 

Finalmente, la trabajadora lastimada en su dignidad, comentó que hará todo lo posible por que sus derechos laborales le sean respetados, reconocidos y garantizados por el Instituto, que tiene la Certificación Oro en Igualdad Labora y No Discriminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button