Perlas sueltas

De la Rosa, Liborio y Sergio Vázquez sin apoyos; Aarón a exigir cuentas a FSTSE 

Los tres precandidatos difícilmente alcanzarán las ocho firmas de apoyo de secretarios generales seccionales que cada uno requiere para obtener hoy el registro de candidatos. ¿Se unificarán para convertirse en vigilantes permanentes de la gestión de Ortega Villa y evitar que exija a FSTSE cuentas de las cuotas sindicales de casi año y medio?

• Este viernes 3 de septiembre, se llevará a cabo el registro de candidatos a la presidencia del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX). Seguramente sólo lo hará Aarón Ortega Villa, al cumplir con el requisito de contar con las firmas de apoyo de 8 secretarios generales seccionales.

• Ni Heladio de la Rosa, ni Sergio Vázquez, ni Liborio Muñoz tienen capacidad y elementos para convencer a secretarios generales seccionales de apoyarlos: están condenados al fracaso.


• Ni siquiera Jacinto Gaona, dirigente de la sección 2 se atrevería a apoyar alguno de esa tercia de aspirantes, pese a que ninguno de los dos grupos mayoritarios lo ve con buenos ojos: lo conocen en demasía para confiar en él.

• Sin los apoyos indispensables para obtener el registro y sin influencia entre los trabajadores, el único camino que les quedará a De la Rosa, Vázquez y Liborio, será convertirse en críticos de café: como el perro que le ladra al automóvil cuando lo ve llegar. ¿Para eso la reunión de hoy en las oficinas de una revista sindical?

• Salvo que Joel Ayala Almeida los cobije y los utilice en un intento por evitar que Ortega Villa sea obligado a exigirle cuentas por el manejo multimillonario que de las cuotas sindicales hizo a lo largo de un año cinco meses.


• Uno de esa terna es marioneta de un protegido por el presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), a quien perdonó luego que hace años se unió a Rafael Ochoa Guzmán, Fernando Espino, Ignacio Castillo y Víctor Bernardo López en un intento por acabar con su carrera política.

• En los próximas semanas el SUTGCDMX iniciará el alejamiento de la FSTSE: Ayala no tuvo capacidad para acercarse con los líderes reales de los trabajadores del gobierno de la ciudad, y optó por rodearse de lisonjeros con intereses personales.

• ¿A qué trabajadores representan José Antonio Xochicale, Ricardo Anguiano, Marisol Escamilla, Julio Miranda Valeriano, Rogelio Reyes Carmona? Tuvieron casi año y medio para demostrarlo: a ninguno.

• Por eso, después que el lunes 30 de agosto, cuando se publicó la convocatoria a elecciones del SUTGCDMX, Ayala Almeida no tuvo más remedio que felicitar por teléfono a Martí Batres, secretario general de gobierno de la ciudad.

• Hasta en eso erró: quién hizo el trabajo que permitió la unificación de los dos grupos mayoritarios de secretarios generales en torno a la candidatura a la presidencia sindical de Ortega Villa, fue el subsecretario Efraín Morales.

• Una vez que Ortega Villa asuma la presidencia sindical tendrá que definir el momento en el que deberá solicitar información del manejo de las cuotas sindicales del Directorio Sindical, del que por cierto formó parte.

• Si no lo hace, su gestión iniciará un proceso de debilitamiento inexorable que lo llevará a que nadie lo tome en cuenta. Un riesgo que debe evitar: su futuro se pondrá a prueba.

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button