Perlas sueltas

La elección de dirigentes seccionales del SNTISSSTE pone a prueba a Norma Liliana 

Por vez primera en casi 35 años, el cacicazgo de la sección IV "Clínicas de especialidades", enfrentará oposición, lo que complica más el futuro del emproblemado Arturo Delgado Gómez

  • El registro de Daniel Castro López por la secretaría general de la sección IV “Clínicas de especialidades”, representa un reto no sólo para el candidato oficial, Arturo Delgado Gómez, sino también para el empoderado grupo dominante en el Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE: por vez primera en casi 35 años enfrentará, en un proceso electoral por la dirigencia, a una planilla de oposición.

 

  • Para Delgado Gómez -ex cuñado de Luis Miguel Victoria Ranfla, quien desde finales de la década de los ochenta del siglo pasado es el gran elector en la seccional y ahora en el SNTISSSTE-, es un problema adicional a los muchos que ya enfrenta: en los últimos días circularon en redes supuestos mensajes suyos de contenido sexual, a los que se agregaron otros de nepotismo.

 


  • Igual de graves ambos señalamientos, porque si es verdad que ha aprovechado las posiciones sindicales que ha ocupado para ingresar a trabajar a familiares, incluidos su hijos Pamela y Diego Delgado Zermeño, su actual esposa Maribel Velázquez, su hermano Hugo Delgado Gómez, su sobrina Jessica Fernández Delgado y a su nuera Maribel Velázquez sin respetar los turnos de bolsa de trabajo, son actos de corrupción inadmisibles.

 

  • Incomprensible de alguien que durante años hizo gala de paciencia para alcanzar su más caro sueño sindical: convertirse en secretario general de su sección. Se le conocía como el “eterno precandidato”. Hace unos meses contempló la posibilidad de iniciar trámites prejubilatorios, ante el riesgo que Norma Liliana Rodríguez Argüelles perdiera las elecciones por la presidencia del SNTISSSTE.

 

  • Por cierto, la secretaria general saliente de esa sección, Lucía Dolores García Rojas es, junto con María de Los Ángeles Alvarado Santos, Ana María Villaseñor y María del Refugio González Chávez, representante del SNTISSSTE ante la Comisión Nacional Mixta de Uniformes y Ropa de Trabajo. Sin duda esa designación no fue a propuesta de Norma Liliana Rodríguez Argüelles.

 


  • La inclusión de la señora Villaseñor deja ver con claridad los intereses predominantes del grupo que la ha impulsado, al obedecer a quien apareció muy sonriente con billetes de 500 pesos en una fotografía en el Estadio Azteca, junto a Victoria Ranfla, actual director del deportivo sindical.

 

  • La señora Alvarado Santos fue, además de secretaria general en la sección de las clínicas de especialidades, secretaria de uniformes y ropa de trabajo en la dirigencia sindical nacional los últimos cinco años -repite en esa posición: una incongruencia con el artículo 42 del estatuto-. En la actualidad es, además, vicepresidenta de la comisión nacional de auxilios, lo que deja ver quién la impulsó a posiciones de dinero.

 

  • Y la señora González Chávez, es la actual secretaria de uniformes y ropa de trabajo del SNTISSSTE. Es secretaria general de la sección XXXIX Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” -¿garantizó la comisión sindical de su cuñada Mónica García González?-.

 

  • En la primera reunión de la Comisión Nacional Mixta de Uniformes y Ropa de Trabajo, en la que estuvo presente Norma Liliana, sentada a sus espaldas estuvo Claudia Medina Miranda, secretaria de recursos humanos en la CDMX. ¿No es excesivo protagonismo de una de las chicas del staff del ex presidente sindical que hace ostentación de su poderío?

 

  • Por cierto, a la enfermera García Rojas le cuestionan los privilegios para su amiga Liliana Dimas para que concluya sus estudios de enfermería, al igual que al novio de esta, Jorge Zamudio, del que impulsó un cambio de rama de administrativo a camillero en la clínica Pisanty, con facilidades para que también estudie enfermería. Es la ventaja de estar tan pero tan cerca de quien ostenta el poder real sindical.

 

  • El caso es que pese a trabas que le impusieron en un intento por evitar el registro de su candidatura, el viernes 22 de julio, Daniel Castro López se convirtió en candidato a la secretaría general de la sección IV, para enfrentar al emprobleado Delgado Gómez.

  • A otros a quienes tampoco les pinta bien el futuro, es a la familia García Culebro, pese al dineral que gastan en comidas que envían a las estancias de bienestar infantil, en un intento por comprar el voto de los trabajadores en la elección de dirigentes de la sección sindical VI “Estancias de bienestar infantil”. El registro de la planilla verde con José Manuel Sebreros y Mónica Ruiz, los coloca a un paso de la derrota.

 

  • Circulan videos en los que trabajadoras le reprochan a la familia que en lugar de mandarles comida, compren material de trabajo del que carecen en el cuidado de los niños de derechohabientes del ISSSTE. Hay casos en los que dejan los alimentos a la puerta de las EBDI’s, por el temor que tienen de enfrentar cuestionamientos por la corrupción que durante casi 40 años ha ejercido el patriarca Francisco.

 

  • La molestia externado por trabajadores, llevó ya a que cercanos a la familia García Culebro lanzaran amenazas. Síntoma del temor que tienen de perder canonjías como ingresar a familiares sin respetar bolsa de trabajo, escalafonar sin reunir requisitos, y sobre todo gozar de las mieles del dinero que la familia acumuló en su corrupto manejo del multimillonario fondo de la comisión nacional de auxilios.

 

  • El registro de la planilla verde fue firmado por Pamela Dominique Aguilar Figueroa -suplente de Erick Arturo García Salamanca Varela en la secretaría de estancias de bienestar infantil del SNTISSSTE, lo que es síntoma inequívoco de la parcialidad con la que actuará-, una de las grandes beneficiarias -junto con sus hermanas Sarah Raquel y Ana Sofía– de la corrupción.

 

  • El enriquecimiento de la familia García Culebro con dinero de los trabajadores de la comisión nacional de auxilios -en cinco años dejaron un faltante de unos 300 millones de pesos-, ha generado sospechas que el restaurante “Dos 21” en el que hace unos días ofrecieron una comida a trabajadores de la sección, es de su propiedad. Gozan de protección del nuevo cacique nacional.

 

  • La jefa de estancias infantiles de la zona sur, Verónica Padilla Quirarte, mostró ser una de las aliadas -¿a cambio de qué?- de esa familia, al prácticamente haber obligado a trabajadores a acudir a la comida en la que estuvieron los juniors García Salamanca Varela.

  • Y en la seccion I “Oficinas centrales”, el candidato de la planilla verde, Jesús Rodríguez Méndez, si ya tenía prácticamente garantizado el triunfo, la feria de vanidades entre Rocío Gomez Gómez y Luciano Pérez López, le facilitará la contienda, por el trabajo que realiza entre los trabajadores.

 

  • Es de llamar la sección que Jesús Rivera -hijo de Catalina Baeza-, haya sido incluido como candidato a la secretaría de trabajo y conflictos en la planilla oro que postula a la señora Monroy Gómez, actual secretaria de bolsa de trabajo en la CDMX del SNTISSSTE.

 

  • En las elecciones de mayo por la dirigencia sindical nacional, Catalina y sus cuatro hijos formaron parte de la planilla de Hilario Ramírez Chávez -ex secretario general de la sección I-. En sus redes sociales, Rivera Baeza criticaba severamente a Norma Liliana, a la que señalaba de corrupta.

 

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button