Perlas sueltas

Norma Liliana advierte que será independiente si no es candidata oficial al SNTISSSTE

La definición de la doctora Rodríguez Argüelles, es evidencia que se prepara incluso a romper con el presidente saliente, pese a saber que él se prepara para imponerla como candidata

  • Dice Norma Liliana que si ella no es ungida candidata oficial a la presidencia del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), competirá como candidata independiente, pero que con Hilario Ramírez Chávez no trabajaría. Síntomas inequívocos que toma decisiones impulsivas.

 

  • La definición de la precandidata echa por tierra la intención del dirigente saliente, Luis Miguel Victoria Ranfla, de una candidatura de unidad para el proceso electoral que deberá celebrarse en mayo próximo -claro si el TFCyA aprueba la reforma al estatuto de febrero-.

 


  • Para Victoria Ranfla, la definición de la precandidata debe ser preocupante: cuando la hizo secretaria general de la sección IV “Clínicas de especialidades”, lo desconoció como líder moral, distanciamiento que se agudizó en 2009, cuando sin empacho lo llamaba públicamente “cacique sindical” y le disputó los delegados al congreso, para terminar convirtiéndose en su “ajonjolí de todos los moles”.

 

  • La doctora Rodríguez Argüelles se convirtió en la apagafuegos predilecta del presidente del SNTISSSTE, llevándola incluso a reñir con el actual director general, doctor Pedro Zenteno, al ser ella la promovente del bloqueo de Avenida Universidad que implicó el cese de la subdirectora administrativa del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, Elizmara Leslie Aguilar Ayala.

 

  • El movimiento, en mayo de 2020, fue ejecutado por el secretario general adjunto de la sección XXXIX “H.R. Lic. Adolfo López Mateos”, Carlos Lenin Pliego Reyes, en connivencia con el director del hospital, Valentín Herrera Alarcón -cardiólogo personal de Victoria Ranfla-.

 


  • Las diferencias políticas del doctor Zenteno, entonces director normativo de administración y finanzas del ISSSTE, con los dirigentes sindicales encabezados por Victoria Ranfla y Norma Liliana -incluida también Luz Erika Pérez Tovar– tensaron la relación a estar prácticamente rotas.

 

  • Consecuencia de esos desencuentros, los últimos tres años a los trabajadores no se les han entregado uniformes. Son del dominio público los intereses del grupo del presidente sindical con el grupo de proveedores encabezados por Luis Francisco Molleda Cámara y Sergio “El pollo” Moreno -la famosa fotografía en el Estadio Azteca es prueba de esa cercanía-.

  • Existen evidencias que con recursos de ese grupo, en 2017 se financió la campaña de Miguel Ángel Piñón y Zulema Camarena en Baja California, con acuerdo de Victoria Ranfla. Ambos debieran dar explicaciones de qué comprometieron a cambio.

 

  • La doctora Rodriguez Argüelles olvida que en el closet oculta algunos fantasmas: el manejo corrupto del fondo de reserva del 5 por ciento de las cuotas sindicales, del que en los cinco años que ha sido secretaria de finanzas del SNTISSSTE nadie sabe a cuánto asciende, en que instrumentos está invertido, cuántos réditos ha generado.

 

  • Y por supuesto, nadie sabe a bolsillos de quién han ido a parar esos dineros, lo que ha generado versiones que le sirvió -con la parte que le tocó, dicen- para liquidar la casa en la Colonia Del Valle en la CDMX, en la que renta consultorios médicos. ¿Cómo justifica que acaba de estrenar una lujosa camioneta blanca Honda?

 

  • El articulo 373 de la Ley Federal del Trabajo establece que debe rendirse “cuenta completa y detallada” de los dineros sindicales y su destino. La información tiene que entregarse a cada afiliado, con constancia de su recepción. Esas obligaciones “no son dispensables”, señala.

 

  • La reforma laboral es vigente desde el 1o de mayo de 2019. Es decir, la Secretaría de Finanzas del SNTISSSTE -de la que es titular la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles– debió haber rendido ya 5 informes de las cuotas sindicales, incluido el 5 por ciento del fondo de previsión contemplado por el artículo 180 del estatuto.

 

  • Hasta ahora nadie sabe cuál ha sido el destino de ese dinero aportado por los trabajadores. La doctora Rodríguez Argüelles no ha rendido un solo informe: ni los Garcia Culebro -prototipo de la galopante corrupción prevaleciente en el SNTISSSTE– han sido tan opacos, ya que cada dos meses dan a conocer ingresos, egresos y el total del fondo de la comisión nacional de auxilios.

 

  • El jueves 31 de marzo, tan pronto como la próxima semana, se hará efectiva la salida de la Subdirección de Personal del ISSSTE, Judith Rojas Velasco, lo que representará una pérdida irreparable para las aspiraciones sindicales de la doctora Rodríguez Argüelles, al ser uno de sus últimos apoyos que le quedaban.

 

  • Al finalizar el año pasado, con la sustitución de José Alfredo Merino Rajme de la dirección del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” por la doctora Marta Alvarado Ibarra, la precandidata sufrió la pérdida más severa de sus apoyos entre las autoridades del instituto.

 

  • En la actualidad solo tiene, en el director del H.R. “Lic. Adolfo López Mateos“, doctor Valentín Herrera Alarcón -y no por ella, sino por Victoria Ranfla– un apoyo, quien enfrenta lo que puede convertirse en una revuelta de Trabajadores porque va a colocar torniquetes en las puertas de acceso, lo que va a dificultar severamente los ingresos de personal, pacientes y familiares.

 

  • En caso que la doctora sea candidata oficial a la presidencia del SNTISSSTE, lo será por decisión de Luis Miguel Victoria Ranfla, con la encomienda de limpiar el cochinero de los últimos años en el manejo de los dineros de los trabajadores, incluidos los de la familia García Culebro.

 

“Los textos escritos en esta columna no son informaciones con sustento en documentos;  son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button