Perlas sueltas

Peligra cacicazgo de Luis Miguel Victoria en sección del SNTISSSTE 

La inconformidad por la prórroga en la gestión en el SNTISSSTE, estalló en la sección que controla desde hace tres décadas su presidente, con lo que puso en riesgo la candidatura de la doctora Rodríguez Argüelles, mientras surgen evidencias de un acuerdo con García Culebro para que su familia continúe manejando millonarios dineros de los trabajadores.

Luis Miguel Victoria parece no darse cuenta que la creciente irritación por la prórroga en su gestión en la presidencia del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, genera condiciones que pudieran arrebatarle el control del proceso de la elección de dirigentes. Está peor que Pepe Le Pew.

Cálculos pesimistas pronostican que hasta el 60 por ciento de los secretarios generales de las 48 secciones, perderán la elección de delegados para el congreso extraordinario de reforma electoral. En la sección IV “clínicas de especialidades” que desde hace más de 30 años controla Victoria Ranfla, hay descontento.


Sorpresivo es que en la Clínica de Especialidades “Churubusco”, centro de trabajo de la actual secretaria general de la sección, Lucía Dolores García Rojas, han surgido voces que exigen su salida y la del dirigente nacional. Ella está más ocupada en sus asuntos personales: se comporta como quinceañera.

La inconformidad la canalizó Daniel Castro, quien formaba parte del equipo del secretario de asuntos jurídicos del SNTISSSTE, Mario Armando Ordaz. Esa sección es controlada desde hace más de 30 años por Victoria Ranfla.

Castro, un administrativo con menos de 35 años de edad, confrontó al presidente del SNTISSSTE en un encuentro que tuvieron el martes 15 de junio. “Tú no eres líder”, le espetó, y le advirtió que perdió ya el apoyo de los trabajadores por no darles lo que les corresponde. Le cancelaron la comisión sindical.


La Clínica de Especialidades “Churubusco” es también el centro de trabajo de la doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles, quien se perfila como la candidata oficial para sustituir a Victoria Ranfla. Una derrota en la elección de delegados al congreso extraordinario cancelaría sus aspiraciones.

Una vez identificado el liderazgo opositor de Castro, se comisionó a Raúl Arellano, el acaudalado Oficial Mayor del SNTISSSTE, para que buscara frenarlo a través de la mamá, Teresa López, ex secretaria general en el Hospital “Tacuba”.

Fue un error estratégico: a la señora López se le retiró la comisión sindical desde hace varios meses. Es una de las activistas en contra de la prórroga de la gestión de Victoria Ranfla, y ya anunció que no apoyará la candidatura de la doctora Rodríguez Argüelles.

Arellano, además de la escandalosa riqueza acumulada en los últimos ocho años, hace esfuerzos por incrustar a Aracely Morín -a la que tiene en el deportivo sindical-, en la planilla del Hospital “Dr. Darío Fernández”, con la intención de allanarle el camino a la secretaría general seccional.

Una manta en el Hospital “Dr. Fernando Quiroz Gutiérrez”, colocada por trabajadores, se sumó a otras en Ciudad de México, Guerrero, Baja California Sur, Quintana Roo y Monterrey -la última en el Hospital “Tacuba”- en la que exigen la publicación de la convocatoria al congreso de reforma estatutaria y rendición de cuentas del manejo del patrimonio sindical.

Un previsible acuerdo entre Victoria Ranfla y Francisco García Culebro que le permitiría a este seguir manejando los millonarios recursos de la comisión de auxilios, tras la inclusión de Ulises Cortés Sagredo en el grupo redactor del proyecto de reforma estatutaria, acelerará la inconformidad.

En el proyecto de reforma estatutaria trabajan además de Cortés Sagredo, Mario Armando Ordaz, Susana Jiménez, Alberto Noé, Guillermina Galindo y Ernesto Pacheco, todos -excepto el primero que obedece a García Culebro-, incondicionales del presidente del SNTISSSTE.

“El texto escrito en esta columna no es información con sustento en documentos; son versiones no confirmadas que se escuchan en los sindicatos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button