Opinión

Agenda sindical

¿Qué les pasa en los Juzgados del Estado de México?

Carlos Carral Hernández

 

No me gusta dirimir mis inconformidades en este espacio sobre la actuación de Juzgados y Salas el Poder Judicial en general, es tanto como pretender ganar los asuntos en los medios de comunicación, pero en este momento veo una actitud generalizada en los impartidores de justicia en esta entidad, razón por la que nos atreveremos a hacer algunas reflexiones al respecto, sin hacer señalamientos en concreto.


 

No conozco los Poderes Judiciales de las 32 entidades federativas, si acaso Ciudad de México, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Jalisco, Veracruz, Morelos y el Estado de México, pero partiendo de que siempre el otrora Distrito Federal era el que marcaba la pauta a nivel nacional en todos los rubros, pudiera decir que los frutos no caen muy lejos del árbol, imagino que las condiciones son muy similares en todo el país.

 


Con la pandemia el tema de la impartición de justicia se volvió todo un problema, la necesidad inevitable de entrar de lleno a la justicia con el apoyo de las tecnologías de la información y la comunicación, mostró que ni autoridades o usuarios estábamos preparados para la transformación, el principal problema fue la falta de presupuesto de los poderes judiciales y la falta del personal suficiente para digitalizar de manera rápida los expedientes, una tarea que al día de hoy aun no concluye, esto sin hablar de los errores en el proceso.

 

Sin temor a equivocarnos podemos decir que el Estado de México ha sido vanguardia en este proceso, a mi parecer puedo decir que ha sido el sistema de impartición de justicia que avanzó más en el proceso, la plataforma es sencilla, el hecho de que manejen su propia firma electrónica ha facilitado mucho el acceso a la justicia virtualizada, por su parte, el Tribunal de la Ciudad de México es una pesadilla, no hay una plataforma en la que se concentren todos los servicios y el seguimiento de expedientes es incompleto sin tener una respuesta clara de la autoridad aunque se acuda personalmente a los Juzgados, a lo que hay que sumar el hecho de que en la Salas no existe la posibilidad de acceder a una versión electrónica de los expedientes, y por si fuera poco, pretender cobrar por un servicio malo y lo que le sigue.

 

Lamentablemente en las demás entidades federativas el problema es mayor, sus limitados recursos económico hacen imposible el tránsito de los juicios escritos a la modalidad electrónica, algo lamentable si consideramos que hay muchos beneficios que estos sistemas nos ofrecen en la actualidad y que el tema de la pandemia es un tema sin resolverse del todo.

 

Los efectos del Covid 19 no han sido solo de carácter técnico en la impartición de justicia, el tema del clima laboral y el desarrollo organizacional son aspectos en los que hay que poner atención, existe una depresión social generalizada, que también está teniendo efectos en la impartición de justicia; el Estado de México, en honor a la verdad, quién sabe qué criterios están usando en los acuerdos de trámite, algo que lejos de bajar la carga de trabajo la aumenta, pues los usuarios estamos encontrando una actitud de no avance en los asuntos por decisión o inexperiencia de quienes proyectan los acuerdos, cuando por beneficio de los propios órganos impartidores de justicia, debiera ser todo lo contrario.

 

El Tribunal del Estado de México debe dar dirección a todo su personal, debe mostrarles los beneficios de pasar de la legalidad a la razonabilidad jurídica, de ver en el estudio los beneficios del crecimiento personal de los servidores públicos, incluso ordenándoles que el criterio en los acuerdos y resoluciones sea partir del cómo dar impulso procesal a los asuntos y no partir de cómo hacerle para que no avancen, esto para no echar por la borda los avances tan grandes que ha tenido esta entidad en la impartición de Justicia en general.

 

Para los demás estados el futuro no es tan prometedor, falta presupuesto, por tanto mano de obra y equipo para alcanzar la digitalización; una alternativa sería ver con objetividad los avances del Tribunal del Estado de México tecnológicamente hablando, e incluso firmar acuerdos de colaboración para que se puedan compartir todo el sistema informático y desde luego las experiencias y asesoría para su implementación, incluso en la Ciudad de México, que con tanto presupuesto y aparente experiencia, es el gran perdedor en el acceso a la impartición de justicia en la pandemia y la postpandemia

 

ADENDUM

 

  1. Como sabemos la Secretaria de Economía emitió una norma oficial mexicana, que obliga a la revisión mecánica de vehículos previo a la verificación en la emisión de contaminantes, cuando los autos llevan algunos años circulando, aunque el ejecutivo echó marcha atrás, no se puede ocultar la actitud fuera de la realidad de esta secretaria, es como dijo el propio AMLO, una acción que bolsea a los usuarios. Si la Secretaria de Economía quiere ser congruente y quiere autos en condiciones mecánicas aceptables, esperamos que invite a la Secretaria de Comunicaciones y Transportes para que emita una NOM relativa a las condiciones mínimas en los caminos y carreteras, que permitan que los autos no se deterioren al transitar por pésimas arterías, de otra forma no podemos evitar pensar, que el único interés del gobierno es ver cómo sacarle dinero a los bolsillos de los mexicanos.

 

  1. La critica a la contratación del gobierno a los médicos cubanos tiene mucho de razón, en México los hay y muy buenos; no es que no quieran trabajar en las zonas marginadas del país, el fracaso es de este y todos los gobiernos, que no han logrado ofrecer nada a los recién egresados y médicos fuera del sistema público de salud, para que acepten trabajar bajo las condiciones lamentables que muchos cubanos han tomado.

 

www.facebook.com/carralcarlos

www.twitter.com/carral_

[email protected]

 

*Abogado Postulante y Director de la Escuela para la Formación Política y Sindical A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button