Datos duros

Exigen acceso sindical a trabajadores de megaproyecto tranviario en Reino Unido

Lanzan campaña nacional para exhibir incumplimientos de empresas involucradas en la construcción

La UNITE, el sindicato de la construcción más grande del Reino Unido, lucha por que los trabajadores del mega proyecto tranviario HS2 que va de Londres hasta Birmingham, tengan sueldos dignos, justos, y entornos laborales saludables y seguros.

El sindicato asegura que aunque algunas empresas involucradas en el proyecto han firmado acuerdos de acceso sindical no todas han cumplido. Una de ellas es Skanska-Costain-Strabag, que se promociona como la más grande de las empresas de construcción de carácter JV, pero que al mismo tiempo obstaculiza el legítimo derecho de los sindicatos a acceder a los proyectos de construcción y al contacto con los trabajadores que construyen los túneles de Euston del proyecto HS2.


Ante este escenrario, UNITE lanzó una campaña nacional en contra de las prácticas antisindicales de la empresa, organizó una manifestación el 6 de agosto en las afueras del proyecto liderado por Skanska-Costain-Strabag, en Euston, Londres. Sindicalistas de todo el país se unieron a la manifestación para protestar por el incumplimiento del acuerdo HS2 por parte del consorcio, al negarse a permitir el acceso de dirigentes sindicales al proyecto.

Según Jerry Swain, Oficial Nacional para Construcción de UNITE, el sindicato ha descubierto que a los trabajadores empleados en las instalaciones de Skanska-Costain-Strabag JV HS2 no se les paga las horas extras trabajadas, no tienen cobertura por muerte y lesiones graves, ni cuentan con el derecho a vacaciones pagadas. También se dijo que a los trabajadores se les pagaba a través de empresas de nómina y no por pago directo al obrero.

“Ahora están rompiendo el acuerdo HS2 al no permitir el acceso de los líderes sindicales de UNITE al proyecto; así que continuaremos protestando por el comportamiento inaceptable de esta empresa conjunta multinacional hasta que se den cuenta de que los acuerdos libremente concertados no pueden descartarse tan fácilmente”, indicó Swain.


La Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM), el Sindicato Global que representa a 12 millones de trabajadores en todo el mundo, da todo su apoyo a UNITE. “Los sindicatos tienen derecho a acceder a los lugares de trabajo para llegar a los trabajadores, controlar sus condiciones laborales y garantizar que sus derechos estén plenamente protegidos y reconocidos. Negar el acceso es negar los derechos laborales. La ICM apoya plenamente la campaña de UNITE para detener la represión sindical y está lista para actuar con nuestros hermanos y hermanas del Reino Unido”, aseguró el Secretario General de la ICM, Ambet Yuson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button