Datos duros

Líder sindical en GM responsable de malas condiciones laborales

Tereso Medina Ramírez, ex senador del PRI, poco ha hecho por mejorar las condiciones laborales en GM. STPS anunciará este jueves resultados de la consulta en Silao

La crisis que vive la empresa General Motors, en su planta de Silao Guanajuato, producto de las irregularidades en la elección del sindicato que tendrá la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo apunta com responsable al priista Tereso Medina Ramírez, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica Sidero-Metalúrgica, Automotriz, Proveedoras de Autoparte en General de la Energía, sus Derivados y Similares de la República Mexicana “Miguel Trujillo”, debido a que no ha defendido los derechos de los trabajadores al avalar salarios paupérrimos en comparación con lo que ganan sus similares en Estados Unidos y Canadá.

Según un reportaje de Forbes, realizado por Enrique Hernández, expone que un obrero de segundo nivel en la planta de GM gana 6 mil 660 pesos al mes, cuando ese salario es pagado por sólo 20 horas en las fábricas de la armadora en Estados Unidos y Canadá, países con los que México tiene un tratado comercial, el T-MEC que justo busca la igualdad de condiciones laborales, lo cual se incumple.


Con los salarios negociados entre el sindicato y GM, los trabajadores agremiados con el exsenador del PRI y secretario adjunto de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) requieren trabajar dos meses para ganar lo que un trabajador de GM en Estados Unidos o Canadá obtiene en una semana de trabajo.

El Contrato Colectivo de Trabajo que negoció en los últimos años el sindicato de Tereso Medina con General Motors no muestra el salario del primer nivel de los trabajadores, el cual habría estado por debajo de los 6 mil pesos en 2020 y en el 2018 era de entre 4 mil 755 pesos y 5 mil 231 pesos cada mes.

Las paupérrimas condiciones salariales de los obreros provocó que sindicatos en Estados Unidos y Canadá levantaran la voz por la situación inequitativa en el marco del Mecanismo de respuesta Rápida del T-MEC, a lo que se sumó la creación de un nuevo sindicato al que GM se niega a reconocer y una votación llena de irregularidades en donde los trabajadores elegirían a la organización para tener la titularidad del CCT.


Por todo ello, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, el Instituto Nacional Electoral, la Organización Internacional del Trabajo y todos los ojos laborales y sindicales del mundo están pendientes de la reposición de la votación en la planta de Silao, la cual se llevó a cabo 17 y 18 de agosto, bajo medidas de vigilancia que buscan evitar cualquier intento de manipulación que evite que los trabajadores tengan condiciones dignas de trabajo.

La STPS informará este jueves el resultado de la votación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button